Boletín Oficial de Aragón Electrónico BOA electrónico

Inicio     Ayuda     Correo


Escuchar contenido de la página Escuchar

SECCIÓN BOA IV. Administración de Justicia.  
Fecha de disposición:
Fecha de Publicacion: 28/04/09
Número de boletín: 79
Organo emisor: JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA NUMERO SEIS
Titulo: EDICTO del Juzgado de 1ª Instancia número 6 de Zaragoza, relativo a juicio verbal 1286/2008.




Texto

EDICTO del Juzgado de 1ª Instancia número 6 de Zaragoza, relativo a juicio verbal 1286/2008.

El Magistrado Juez de Primera Instancia Seis de Zaragoza, hace saber: Que en los autos seguidos en este Juzgado al número 1286/2008 C Juicio Verbal, se ha dictado resolución que contiene el siguiente particular, cuyo encabezamiento y fallo son del tenor literal siguiente:

Sentencia número 222/2009. En nombre de S. M. Juan Carlos I Rey de España.

En Zaragoza, a 2 de abril de 2009.

El Ilmo. Sr. don Francisco Javier Forcada Miranda, Magistrado Juez del Juzgado de Primera Instancia número 6 de los de esta capital, ha visto los presentes autos seguidos en este juzgado bajo el número 1286/08-C entre partes, de una y como parte demandante Khalid Haida Gasmi, mayor de edad y que ostenta DNI número73.413.453 y que reside en la calle La Palma, 10, 2º de Zaragoza, representado por el procurador Fernández Fortín y asistido por el letrado Rox Guallar, y de otra y como parte demandada María Ángeles Laiz Silva, mayor de edad y que ostenta DNI número 6.571.078 y que está en ignorado paradero, incomparecida el proceso y declarada en rebeldía habiendo tenido el Ministerio Fiscal la intervención legal y sobre juicio verbal sobre guarda y custodia, alimentos y régimen de visitas y demás pedimentos conexos y en atención a los siguientes y numerados, fallo: Que estimo sólo en la forma indicada la demanda interpuesta por Khalid Haida Gasmi contra María Ángeles Laiz Silva y acuerdo, con reconocimiento de la ruptura de la indicada unión de hecho, la adopción de los siguientes efectos y medidas:

1. La guarda y custodia del hijo menor de edad, entendida como atribución de la compañía de los hijos menores de edad, se otorga a Khalid Haida Gasmi, compartiendo ambos progenitores la autoridad familiar. Sobre el ejercicio de la autoridad familiar por los progenitores, el artículo 68 de la Ley 13/2006, de 27 de diciembre, señala que éstos han de actuar según lo que lícitamente hayan pactado en documento público, y en defecto de previsión legal o pacto actuarán, conjunta o separadamente, según los usos sociales y familiares. En los casos de divergencias en el ejercicio de la autoridad familiar, cualquiera de los padres puede acudir al juez para que resuelva de plano lo más favorable al interés del hijo, si no prefieren ambos acudir a la Junta de Parientes con el mismo fin. A la vista de todo lo indicado, se acuerda que es necesaria la intervención de ambos progenitores, a título sólo ejemplificativo, para las decisiones relativas a la salida al extranjero de los hijos menores de edad, al cambio de centro escolar o cambio de modelo educativo y de domicilio del hijo menor de edad, y para cualquier tipo de intervención psicológica quirúrgica o tratamiento médico no banal, esté o no cubierto por la Seguridad Social, naturalmente, todo ello fuera de supuestos de urgencia que sí requieren la puesta en conocimiento del otro progenitor de las medidas adoptadas por la vía más rápida posible. Se impone también la intervención y decisión de ambos progenitores en las celebraciones religiosas, sin que al respecto, tenga prioridad alguna el progenitor a quien corresponda el fin de semana del día en que vayan a tener lugar los actos religiosos. Ambos progenitores, sin distinción, tienen derecho a ser informados por terceros de todos los aspectos que afecten a sus hijos, y a que se les facilite a los dos, toda la información académica y boletines de evaluación, así como a obtener la información a través de las reuniones habituales con tutores o servicios de orientación del centro escolar, tanto si acuden los dos como si lo hacen por separado. Del mismo modo, como regla general, los progenitores tienen derecho a obtener información médica de sus hijos y a que se les faciliten los informes que cualquiera de los dos soliciten.

No procede adoptar ninguna otra medida de las solicitadas por las partes.

Todo ello sin hacer una especial condena en las costas procesales.

Al notificarse esta sentencia a las partes, hágaseles saber que, contra la presente sentencia cabe recurso de apelación para ante la Audiencia Provincial de Zaragoza, el que deben preparar ante este Juzgado dentro del plazo de cinco días hábiles siguientes a su notificación.

La presente sentencia quedará depositada y debidamente coleccionada en el libro de sentencias de este juzgado de Primera Instancia número 6 de familia de Zaragoza bajo la custodia del Secretario Judicial y de la que se dejará certificación literal en los autos de los que dimana.

Así por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

Y al objeto de notificar la indicada resolución a doña María Ángeles Laiz Silva, en ignorado paradero, expido la presente en Zaragoza, 8 de abril de 2009.-El Magistrado Juez. El Secretario.

© Gobierno de Aragón, 2008. Todos los derechos reservados