Rango: -Ley+
Fecha de Publicacion: 26/03/2003
Número de boletín: 35
Organo emisor: PRESIDENCIA
Titulo: Ley 13/2003, de 24 de marzo, de creación de la Comarca del Jiloca.

Texto
     Ley 13/2003, de 24 de marzo, de creación de la Comarca del Jiloca.
     En nombre del Rey y como Presidente de la Comunidad Autónoma de
     Aragón, promulgo la presente Ley, aprobada por las Cortes de Aragón,
     y ordeno se publique en el «Boletín Oficial de Aragón» y en el
     «Boletín Oficial del Estado», todo ello de conformidad con lo
     dispuesto en el artículo 20.1 del Estatuto de Autonomía.
     PREAMBULO
     El artículo 5 del Estatuto de Autonomía de Aragón prevé que una ley
     de las Cortes de Aragón podrá ordenar la constitución y regulación de
     las comarcas.
     En desarrollo de esa previsión estatutaria, la Ley 10/1993, de 4 de
     noviembre, de Comarcalización de Aragón, regula la comarca como
     Entidad Local y nuevo nivel de administración pública en que puede
     estructurarse la organización territorial de Aragón.
     Dicha Ley establece las normas generales a las que se ajustará la
     organización comarcal y dispone que la creación de cada comarca se
     realizará por ley de las Cortes de Aragón, partiendo de la iniciativa
     adoptada por los municipios que hayan de integrarla o por una
     mancomunidad de interés comarcal.
     Por otra parte, la Ley 8/1996, de 2 de diciembre, de Delimitación
     Comarcal de Aragón, modificada por el artículo 75 de la Ley 7/1999,
     de 9 de abril, de Administración Local de Aragón, estableció los
     municipios que integran cada una de las comarcas.
     Asimismo, el citado artículo 75 de la Ley 7/1999, de 9 de abril, de
     Administración Local de Aragón, remite a la Ley de Comarcalización de
     Aragón la regulación de las mismas.
     Por último, la Ley 23/2001, de 26 de diciembre, de Medidas de
     Comarcalización, cuyo contenido tiene el carácter de regulación
     complementaria de la legislación de Comarcalización, cumple la
     finalidad de constituirse en marco de referencia de la presente Ley
     desarrollando algunos de los aspectos del mismo como son, entre
     otros, los contenidos y la forma en que la comarca podrá ejercer las
     competencias que se relacionan en el artículo 5 de la Ley o la
     regulación de la Comisión mixta de transferencias entre la Comarca
     del Jiloca y la Comunidad Autónoma de Aragón.
     En aplicación de las normas citadas, un número de municipios
     integrantes de la Delimitación Comarcal de Calamocha superior a las
     dos terceras partes de los que aparecen en el Anexo de la Ley de
     Delimitación Comarcal como comarca número 25, y que representan más
     de las dos terceras partes del censo electoral, han ejercido la
     iniciativa de creación de la Comarca del Jiloca mediante acuerdo del
     pleno de sus Ayuntamientos adoptado con el quórum legalmente
     previsto.
     Su iniciativa se basa en un estudio documentado que justifica la
     creación de la Comarca del Jiloca, fundamentada en la existencia de
     vínculos territoriales, históricos, económicos, sociales y culturales
     entre los municipios que la forman, en la conveniencia de la gestión
     supramunicipal de los servicios que van a prestar y en su viabilidad
     económica.
     En esta comarca, junto a la vega del Jiloca, cuya cuenca ocupa la
     mayor parte de su superficie y en cuyas riberas se asientan ocho de
     sus diez municipios de mayor población, hay otra realidad, formada
     por el resto de los municipios que se reparten entre las sierras y
     las cuencas de los ríos Huerva, Aguasvivas, Martín y la endorreica de
     Gallocanta.
     La Comarca del Jiloca es, por tanto, una comarca territorialmente
     diversa con raíces históricas ligadas a la Comunidad de Aldeas de
     Daroca y que se estructura en torno al Jiloca medio, quedando
     centralizada por Calamocha y Monreal del Campo. Su economía, que, hoy
     en día, está basada en los recursos agrarios, particularmente de
     ganado ovino y porcino, y en las industrias cárnicas derivadas, ha
     ido dejando en el territorio testimonios de un pasado productivo
     unido a la minería, en Ojos Negros, y al cultivo del azafrán, en
     Monreal del Campo.
     La mejora de los ejes de comunicaciones, carretero y ferroviario, que
     discurren por el valle del Jiloca debe servir tanto para consolidar
     la incipiente industria comarcal como para desenclavar y elevar la
     calidad de vida de los núcleos de población de la comarca alejados de
     los focos de desarrollo y en los que se localiza un patrimonio
     natural y cultural digno de protección y valorización.
     Por otra parte, la positiva experiencia de las mancomunidades
     existentes es el soporte y la garantía para una gestión satisfactoria
     de la nueva comarca a constituir.
     El Gobierno de Aragón, por acuerdo de 23 de julio de 2002, resolvió
     favorablemente sobre la procedencia y viabilidad de la Comarca del
     Jiloca, de acuerdo con los datos y estudios contenidos en la
     documentación aportada por los Ayuntamientos promotores de la
     iniciativa.
     Redactado el correspondiente anteproyecto de Ley, por Orden del
     Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales de 5 de
     agosto de 2002 (BOA nº 93, de 7 de agosto de 2002) se sometió a
     información pública por plazo de cuatro meses.
     La Ley crea la Comarca del Jiloca como Entidad Local territorial y
     regula dentro del marco establecido por la Ley de Comarcalización de
     Aragón sus aspectos peculiares: su denominación, capitalidad,
     competencias, organización, régimen de funcionamiento, personal y
     Hacienda comarcal.
     La denominación que en la Ley 8/1996, de Delimitación Comarcal de
     Aragón, figuraba para esta comarca era la de Calamocha; sin embargo,
     en el proyecto, y según lo establecido en los artículos 4.3 y 6.2 a)
     de la Ley 10/1993 de Comarcalización de Aragón, se denomina a la
     comarca «Jiloca», tal y como se recoge en el estudio documentado, por
     acuerdo de la mayoría de los municipios de la Delimitación Comarcal
     de Calamocha, al estimar que refleja de forma más adecuada la
     realidad geográfica del territorio comarcal, vertebrado
     principalmente por este río.
     En cuanto a las competencias propias, se le atribuye una amplia lista
     de materias en las que podrá desempeñar funciones, previendo que la
     determinación de los traspasos de servicios y medios se efectúe a
     través de las correspondientes comisiones mixtas.
     En las normas relativas a organización se fija el número de miembros
     del Consejo Comarcal con arreglo a la población de la comarca, se
     completa la regulación de su elección, se fija el número de
     Vicepresidentes y se prevé la existencia de una Comisión Consultiva,
     integrada por todos los alcaldes de las entidades locales de la
     comarca.
     En relación con el personal se contempla la figura del Gerente, con
     funciones de gestión e impulso de los servicios.
     Entre los preceptos relativos a la Hacienda comarcal, se enumeran sus
     ingresos, las aportaciones municipales y su régimen presupuestario y
     contable.
     La asunción de competencias por la comarca que anteriormente tenían
     atribuidas las mancomunidades no hace aconsejable la pervivencia de
     estas últimas, reguladas en el artículo 77 de la Ley 7/1999, de 9 de
     abril, de Administración Local de Aragón, cuando exista coincidencia
     de fines e intereses con los definidos para la comarca. No hay que
     olvidar que la creación de la comarca es consecuencia de una ley de
     las Cortes de Aragón promovida, en primera instancia, por los
     municipios de la Delimitación Comarcal. Por ello, este proyecto de
     ley incluye una disposición que fija los criterios y orientaciones en
     las relaciones de la comarca con las mancomunidades existentes en la
     Delimitación Comarcal de Calamocha.
     En definitiva, el proyecto configura la nueva Entidad Local que se
     crea con atención a sus peculiaridades e intereses, haciendo posible
     la institucionalización de la Comarca del Jiloca como entidad
     supramunicipal que ha de dar respuesta a las necesidades actuales de
     gestión de servicios públicos y servir de nivel adecuado para la
     descentralización de competencias por parte de la provincia y de la
     Comunidad Autónoma, acercando la responsabilidad de su gestión a sus
     destinatarios.
     CAPITULO I
     Disposiciones Generales
     Artículo 1.-Creación y denominación.
     1. Se crea la Comarca del Jiloca, integrada por los municipios de
     Allueva, Bádenas, Báguena, Bañón, Barrachina, Bea, Bello, Blancas,
     Bueña, Burbáguena, Calamocha, Caminreal, Castejón de Tornos, Cosa,
     Cucalón, Ferreruela de Huerva, Fonfría, Fuentes Claras, Lagueruela,
     Lanzuela, Loscos, Monforte de Moyuela, Monreal del Campo, Nogueras,
     Odón, Ojos Negros, Peracense, Pozuel del Campo, Rubielos de la
     Cérida, San Martín del Río, Santa Cruz de Nogueras, Singra, Tornos,
     Torralba de los Sisones, Torre los Negros, Torrecilla del Rebollar,
     Torrijo del Campo, Villafranca del Campo, Villahermosa del Campo y
     Villar del Salz.
     2. El territorio de la comarca es el constituido por el conjunto de
     los términos de los municipios que la integran.
     Artículo 2.-Capitalidad.
     1. La Comarca del Jiloca tendrá en Calamocha su capital
     administrativa, ostentando Monreal del Campo la capitalidad en
     aquellos aspectos relacionados con el desarrollo agropecuario de la
     comarca.
     2. Sin perjuicio de lo anterior, los servicios que preste la comarca
     podrán establecerse en cualquier lugar dentro de los límites del
     territorio comarcal.
     Artículo 3.-Personalidad y potestades.
     1. La Comarca del Jiloca, como Entidad Local territorial, tiene
     personalidad jurídica propia y goza de capacidad y autonomía para el
     cumplimiento de sus fines.
     2. En el ejercicio de sus competencias, corresponden a la Comarca del
     Jiloca todas las potestades y prerrogativas reconocidas a la comarca
     en la legislación aragonesa.
     CAPITULO II
     Competencias
     Artículo 4.-Competencias de la comarca.
     1. La Comarca del Jiloca tendrá a su cargo la ejecución de obras, la
     prestación de servicios y la gestión de actividades de carácter
     supramunicipal, cooperando con los municipios que la integran en el
     cumplimiento de sus fines propios.
     2. Asimismo, la Comarca del Jiloca representará los intereses de la
     población y del territorio comprendido dentro de la delimitación
     comarcal en defensa de la solidaridad y del equilibrio dentro del
     territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón.
     Artículo 5.-Competencias propias.
     1. La Comarca del Jiloca podrá ejercer competencias en las siguientes
     materias:
     1) Ordenación del territorio y urbanismo.
     2) Transportes.
     3) Protección del medio ambiente.
     4) Servicio de recogida y tratamiento de residuos urbanos.
     5) Sanidad y salubridad pública.
     6) Acción social.
     7) Agricultura, ganadería y montes.
     8) Cultura.
     9) Patrimonio cultural y tradiciones populares.
     10) Deporte.
     11) Juventud
     12) Promoción del turismo.
     13) Artesanía.
     14) Protección de los consumidores y usuarios.
     15) Energía y promoción y gestión industrial.
     16) Ferias y mercados comarcales.
     17) Protección civil y prevención y extinción de incendios.
     18) Enseñanza.
     19) Aquellas otras que, con posterioridad a la presente Ley, pudieran
     ser ejercidas en el futuro por las comarcas, conforme a la
     legislación sectorial correspondiente.
     2. Igualmente, la comarca podrá ejercer la iniciativa pública para la
     realización de actividades económicas de interés comarcal y
     participará, en su caso, en la elaboración de los programas de
     ordenación y promoción de recursos agrarios de montaña y en la
     gestión de obras de infraestructura y de servicios públicos básicos
     que en ellos se incluyan.
     3. En todos los casos, la atribución y ejercicio de las competencias
     que se regulan en esta Ley se entienden referidas al territorio de la
     comarca y a sus intereses propios, sin perjuicio de las competencias
     del Estado, de la Comunidad Autónoma de Aragón y, en particular, de
     las competencias de los municipios que resultan de su autonomía
     municipal garantizada constitucionalmente y reflejada en las
     prescripciones específicas de la legislación sectorial aplicable.
     4. El contenido y la forma en que la Comarca del Jiloca podrá ejercer
     estas competencias son los regulados en el Título I de la Ley
     23/2001, de 26 de diciembre, de Medidas de Comarcalización.
     Artículo 6.-Asistencia y cooperación con los municipios.
     1. La Comarca del Jiloca creará un servicio de cooperación y
     asistencia dirigido a prestar asesoramiento a los municipios que lo
     soliciten en las materias jurídico-administrativa, económica,
     financiera y técnica.
     2. Igualmente cooperará con los municipios que la integran
     estableciendo y prestando los servicios mínimos obligatorios que
     resultasen de imposible o muy difícil cumplimiento en los supuestos
     previstos en la legislación aragonesa sobre Administración Local. Con
     tal fin, el acuerdo de dispensa fijará las condiciones y aportaciones
     económicas que procedan.
     3. La Comarca del Jiloca prestará las funciones correspondientes al
     puesto de Secretaría-Intervención en los supuestos previstos en la
     legislación aragonesa sobre comarcalización. En ese caso, la sede
     administrativa estable del puesto de trabajo radicará en las oficinas
     comarcales correspondientes, sin perjuicio de que se asegure la
     comunicación entre dichas oficinas y el municipio exento por medios
     telefónicos y otros sistemas de telecomunicación, así como la
     asistencia del personal habilitado necesario a las sesiones
     municipales y a aquellos otros actos en que así sea preciso por su
     importancia o la especial necesidad de asesoramiento jurídico y
     técnico.
     4. Para mejorar la gestión se fomentará la firma de convenios de
     colaboración para el intercambio de servicios y aplicaciones de
     gestión administrativa a través de la Red Aragonesa de Comunicaciones
     Institucionales (RACI) con todos los ayuntamientos de la Comarca del
     Jiloca en el menor plazo de tiempo posible.
     Artículo 7.-Competencias transferidas y delegadas.
     1. La Comarca del Jiloca podrá asumir competencias transferidas o
     delegadas de la Administración de la Comunidad Autónoma, de la
     Provincia de Teruel y de los municipios que la integran, siempre que
     con ello se mejore la eficacia de la gestión pública, con el alcance,
     contenido y condiciones establecidas en la legislación aragonesa
     sobre Administración Local.
     2. En todo caso, en la transferencia o delegación de competencias se
     estará a lo previsto en el artículo 9.4 de la Ley 10/1993, de 4 de
     noviembre, sobre Comarcalización de Aragón, tanto en lo relativo a
     los medios precisos para su ejercicio como a la aceptación expresa
     por parte del Consejo Comarcal.
     Artículo 8.-Encomienda de gestión.
     1. La Comarca del Jiloca, a través de la encomienda de la gestión
     ordinaria de determinados servicios, podrá realizar funciones
     ejecutivas correspondientes a competencias de la Administración de la
     Comunidad Autónoma y de la Provincia de Teruel, previa la tramitación
     procedente, cuando por sus características no requieran unidad de
     gestión ni su ejercicio directo. En el caso de determinadas
     competencias, y en tanto la comarca no cuente con personal propio
     necesario para su ejercicio, se podrá establecer una encomienda de
     gestión con la Comunidad Autónoma según lo establecido en la
     disposición adicional octava de la Ley 23/2001, de 26 de diciembre,
     de Medidas de Comarcalización.
     2. Igualmente, a través de la encomienda de la gestión ordinaria de
     determinados servicios, uno o varios municipios podrán realizar
     funciones ejecutivas correspondientes a competencias de la comarca
     cuando suponga una mejora en su prestación.
     Artículo 9.-Ejercicio de las competencias.
     1. Los acuerdos y resoluciones que adopten los órganos de gobierno de
     la Comarca del Jiloca en el ejercicio de sus competencias obligarán
     tanto a los Ayuntamientos que la integran como a las personas físicas
     y jurídicas a quienes puedan afectar.
     2. La Comarca del Jiloca podrá utilizar para el desarrollo de sus
     fines cualquiera de las formas y medios de actuación previstos en el
     ordenamiento jurídico vigente.
     3. En los casos en que la prestación de los servicios así lo
     requiera, el Consejo Comarcal aprobará el correspondiente Reglamento
     en que se recoja su normativa específica.
     CAPITULO III
     Organización comarcal
     Artículo 10.-Organos.
     1. Son órganos de la Comarca:
     a) El Consejo Comarcal.
     b) El Presidente.
     c) Los Vicepresidentes.
     d) La Comisión de Gobierno.
     e) La Comisión Especial de Cuentas.
     2. El Consejo Comarcal, mediante la aprobación por mayoría absoluta
     del Reglamento orgánico Comarcal, podrá regular los órganos
     complementarios que considere necesarios, la estructura
     administrativa del ente comarcal y las relaciones entre los órganos
     comarcales y los municipios respectivos.
     3. En todo caso, existirá una Comisión Consultiva, integrada por
     todos los Alcaldes de las entidades locales de la comarca, que se
     reunirá, al menos, dos veces al año para conocer el presupuesto y el
     programa de actuación comarcal, así como cualquier otra cuestión que
     por su relevancia se considere conveniente someter a su conocimiento,
     a propuesta del Consejo o del Presidente.
     Artículo 11.-Consejo Comarcal.
     1. El gobierno y la administración de la Comarca del Jiloca
     corresponderán al Consejo Comarcal, integrado por el Presidente y los
     Consejeros.
     2. El número de miembros del Consejo Comarcal es de veinticinco.
     Artículo 12.-Elección y proclamación de los Consejeros.
     1. Una vez realizada la asignación de puestos conforme a lo dispuesto
     en la legislación aragonesa sobre comarcalización, la Junta Electoral
     competente convocará separadamente, dentro de los cinco días
     siguientes, a todos los concejales de los respectivos partidos
     políticos, coaliciones, federaciones y agrupaciones que hayan
     obtenido puestos en el Consejo Comarcal para que designen de entre
     ellos a las personas que hayan de ser proclamadas miembros y, además,
     correlativamente, los suplentes que hayan de ocupar las vacantes
     eventuales, en número mínimo de cinco, o igual al número de
     candidatos si los puestos que corresponden no llegan a esta cifra.
     2. Ningún partido, coalición, federación o agrupación podrá designar
     a más de un tercio de los miembros que le correspondan en el Consejo
     Comarcal entre concejales que sean del mismo municipio, salvo los
     casos en que ello impida ocupar todos los puestos que le
     correspondan.
     3. Una vez efectuada la elección, la Junta Electoral proclamará a los
     miembros del Consejo Comarcal electos y a los suplentes, entregará
     las correspondientes credenciales y enviará al Consejo Comarcal la
     certificación acreditativa. La composición del mismo se hará pública
     en los tablones de anuncios de los municipios de la comarca y en el
     «Boletín Oficial de Aragón».
     4. En caso de muerte, incapacidad o incompatibilidad de un Consejero
     comarcal o de renuncia a su condición, la vacante se ocupará mediante
     uno de los suplentes, siguiendo el correlativo orden establecido
     entre ellos. Si no es posible ocupar alguna vacante porque los
     suplentes designados ya han pasado a ocupar vacantes anteriores,
     deberá procederse a una nueva elección de Consejeros comarcales, de
     conformidad con el procedimiento establecido en el apartado 1.
     Artículo 13.-Estatuto de los Consejeros Comarcales.
     1. Los cargos de Presidente y de Consejeros de la comarca serán
     gratuitos, sin perjuicio de la percepción de las indemnizaciones por
     razón del servicio, que pueda fijar el Consejo Comarcal en concepto
     de dietas y gastos de desplazamiento.
     2. Cuando el ejercicio de los cargos requiera la dedicación exclusiva
     o especial de los miembros del Consejo Comarcal, se estará a lo
     dispuesto en la normativa aragonesa sobre Administración Local.
     Artículo 14.-Elección del Presidente.
     1. El Presidente de la comarca será elegido de entre los miembros del
     Consejo Comarcal en su sesión constitutiva y por mayoría absoluta de
     votos en primera votación, bastando con la obtención de mayoría
     simple para ser elegido en segunda votación. En caso de empate, se
     procederá a una tercera votación, y si en la misma se produce
     nuevamente empate, se considerará elegido el candidato de la lista
     con más Consejeros. Si las listas tienen el mismo número de
     Consejeros, se considerará elegido el candidato de la lista con un
     número mayor de concejales de la comarca. Si con este criterio vuelve
     a producirse empate, se considerará elegido el candidato de la lista
     que mayor número de votos hubiera obtenido en las últimas elecciones
     municipales dentro de la comarca, y, de persistir el empate, se
     decidirá mediante sorteo.
     2. El Presidente podrá ser destituido del cargo mediante moción de
     censura, de forma análoga a lo previsto en la Ley Orgánica del
     Régimen Electoral General para los municipios. A estos efectos,
     podrán ser candidatos al cargo de Presidente todos los Consejeros.
     3. El Presidente podrá plantear al Consejo Comarcal la cuestión de
     confianza en los términos previstos en la Ley Orgánica del Régimen
     Electoral General.
     Artículo 15.-Competencias del Presidente y del Consejo Comarcal.
     1. El Consejo Comarcal y su Presidente ejercerán sus atribuciones y
     ajustarán su funcionamiento a las normas relativas al Pleno del
     Ayuntamiento y al alcalde contenidas en la legislación de régimen
     local y en las leyes de carácter sectorial.
     2. No obstante, corresponderá al Consejo Comarcal la aprobación de
     las bases de las pruebas para la selección del personal y para los
     concursos de provisión de puestos de trabajo.
     Artículo 16.-Vicepresidentes.
     1. Los Vicepresidentes, hasta un número máximo de cuatro, serán
     libremente nombrados y cesados por el Presidente entre los Consejeros
     comarcales. El estatuto general de los Vicepresidentes será
     determinado por el Reglamento orgánico.
     2. Los Vicepresidentes sustituirán por su orden al Presidente en caso
     de vacante, ausencia o enfermedad y ejercerán aquellas atribuciones
     que el Presidente expresamente les delegue.
     Artículo 17.-Comisión de Gobierno.
     La Comisión de Gobierno estará integrada por el Presidente y un
     número de Consejeros no superior a un tercio de su número legal,
     determinado por el Presidente, quien los nombrará y separará
     libremente, dando cuenta al Consejo. En todo caso, los
     Vicepresidentes se entenderán incluidos dentro de los que debe
     nombrar el Presidente como miembros de la Comisión de Gobierno. 
     Corresponderá a dicha Comisión la asistencia al Presidente, así como
     aquellas atribuciones que determine el Reglamento orgánico Comarcal o
     le deleguen el Consejo y el Presidente, ajustando su funcionamiento a
     las normas relativas a la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento
     contenidas en la legislación de régimen local.
     Artículo 18.-Comisión Especial de Cuentas.
     La Comisión Especial de Cuentas estará constituida por miembros de
     todos los grupos políticos integrantes del Consejo Comarcal, que
     informará las cuentas anuales de la comarca antes de ser aprobadas
     por el Consejo Comarcal.
     CAPITULO IV
     Régimen de funcionamiento
     Artículo 19.-Principios generales.
     El régimen de funcionamiento y el procedimiento de adopción de
     acuerdos de los órganos comarcales será el establecido en la
     legislación de régimen local.
     Artículo 20.-Sesiones.
     1. El Consejo Comarcal celebrará una sesión ordinaria cada dos meses
     y se reunirá con carácter extraordinario siempre que sea convocada
     por el Presidente, por propia iniciativa o a propuesta de la cuarta
     parte de sus miembros. En el caso de solicitud de convocatoria, la
     celebración de la misma no podrá demorarse por más de quince días
     hábiles desde que haya sido solicitada.
     2. Respecto de la convocatoria, desarrollo de las sesiones, adopción
     de acuerdos, quórum de constitución y votaciones, se estará a lo
     dispuesto por las leyes y reglamentos de Régimen Local.
     3. El Consejo Comarcal podrá celebrar sesiones en cualquier municipio
     de la comarca si así lo decide expresamente, conforme a lo que
     indique el Reglamento orgánico.
     CAPITULO V
     Personal
     Artículo 21.-Principios generales.
     1. La estructura y régimen jurídico del personal al servicio de la
     comarca se regirán por la legislación básica del Estado y la
     normativa aragonesa sobre Administración Local, siendo concretamente
     de aplicación lo dispuesto en el Capítulo II del Título III de la Ley
     23/2001, de 26 de diciembre, de Medidas de Comarcalización.
     2. Corresponde al Consejo Comarcal la aprobación de la plantilla de
     su personal conforme a las dotaciones presupuestarias
     correspondientes.
     3. En todo caso, la selección del personal se llevará a cabo de
     acuerdo con lo previsto en el artículo 32.2 de la Ley 10/1993, de 4
     de noviembre, sobre Comarcalización de Aragón.
     Artículo 22.-Funcionarios con habilitación de carácter nacional.
     1. Son funciones públicas necesarias cuya responsabilidad está
     reservada a funcionarios con habilitación de carácter nacional:
     a) La de Secretaría comprensiva de la fe pública y asesoramiento
     legal preceptivo.
     b) El control y fiscalización interna de la gestión
     económico-financiera y presupuestaria y la contabilidad, tesorería y
     recaudación.
     2. Las plazas, cuya clasificación se solicitará al Gobierno de
     Aragón, serán provistas mediante concurso de méritos. Esta
     clasificación se realizará con arreglo a criterios de población
     comarcal y del municipio capital, competencias de la comarca y
     presupuesto a gestionar.
     Artículo 23.-Gerente comarcal.
     Si las necesidades funcionales de la comarca lo aconsejan, podrá
     crearse un puesto de trabajo denominado gerente al que corresponderá
     la gestión técnica y ejecutiva, así como el impulso de los servicios
     de la misma.
     CAPITULO VI
     Hacienda comarcal
     Artículo 24.-Ingresos.
     1. La Hacienda de la Comarca del Jiloca estará constituida por los
     siguientes recursos:
     a) Los ingresos procedentes de su patrimonio y demás de Derecho
     privado.
     b) Las tasas y precios públicos por la prestación de servicios o
     realización de actividades de su competencia.
     c) Contribuciones especiales.
     d) Las subvenciones y demás ingresos de Derecho público.
     e) Transferencias de la Comunidad Autónoma y de la provincia en
     concepto de:
     -Participación en sus ingresos sin carácter finalista.
     -Traspasos de medios en virtud de redistribución legal.
     -Transferencia o delegación de competencias.
     f) Las aportaciones de los municipios que la integran.
     g) Los procedentes de operaciones de crédito.
     h) El producto de las multas y sanciones impuestas en el ámbito de
     sus competencias.
     i) Cualesquiera otros que resulten establecidos mediante Ley.
     2. El Pleno del Consejo Comarcal establecerá los criterios para
     determinar las aportaciones de los municipios. Dichas aportaciones
     que se revisarán anualmente, serán en todo caso proporcionales al
     número de habitantes y al aprovechamiento de los servicios que la
     comarca preste, sin perjuicio de que puedan introducirse índices
     correctores como el nivel de renta y riqueza de los municipios.
     3. Los municipios que integran la Comarca del Jiloca podrán delegar
     en la misma sus facultades tributarias de gestión, liquidación,
     inspección y recaudación sin perjuicio de las delegaciones y demás
     fórmulas de colaboración que puedan establecerse con otras
     Administraciones públicas.
     Artículo 25.-Régimen presupuestario y contable.
     1. El Consejo Comarcal aprobará anualmente un presupuesto, en el que
     se incluirán todas sus previsiones económicas para el ejercicio,
     tanto ordinarias como de inversión.
     2. Dicho presupuesto se ajustará en cuanto a su estructura y normas
     de formación a las aplicables con carácter general a las entidades
     locales. Durante el período de exposición al público, los
     Ayuntamientos miembros de la comarca podrán presentar también
     reclamaciones y sugerencias.
     3. En el caso de que el presupuesto de la comarca se liquidase con
     superávit, podrá destinarse a la mejora de sus instalaciones y
     actividades.
     4. Si el remanente excediera de las previsiones para dichas mejoras,
     podrá acordarse su destino, en todo o en parte, a minorar las
     aportaciones de los Ayuntamientos miembros a los presupuestos de la
     comarca, en la proporción que corresponda al importe de los mismos.
     5. El régimen financiero, presupuestario, de intervención y
     contabilidad de la Comarca del Jiloca será el establecido en la
     legislación de régimen local.
     Artículo 26.-Patrimonio.
     El patrimonio de la comarca estará integrado por toda clase de
     bienes, derechos y acciones que legítimamente adquiera, bien a su
     constitución o con posterioridad. A tal efecto, deberá formarse un
     inventario, de conformidad con las disposiciones aplicables en
     general a las entidades locales.
     Artículo 27.-Aportaciones municipales y obligatoriedad.
     1. Las aportaciones municipales, cuya cuantía global se fijará con
     arreglo al Presupuesto aprobado por el Consejo Comarcal, se
     distribuirán entre los municipios que la integran en función del
     número de habitantes y, en el caso de existir servicios de
     utilización potestativa, en función de los servicios prestados por la
     comarca a cada municipio.
     2. Las aportaciones a la comarca tendrán la consideración de pagos
     obligatorios para los municipios integrantes de la misma.  Dichas
     aportaciones se realizarán en la forma y plazos que determine el
     Consejo Comarcal.
     3. Si algún municipio se retrasara en el pago de su cuota por plazo
     superior a un trimestre, el Presidente le requerirá su pago en un
     plazo de veinte días. Transcurrido dicho plazo sin haberla hecho
     efectiva, el Presidente podrá solicitar de los órganos de la
     Administración central, autonómica o provincial la retención de las
     cuotas pendientes con cargo a las transferencias de carácter
     incondicionado y no finalista que tuviere reconocidas el Ayuntamiento
     deudor para su entrega a la comarca. Esta retención se considerará
     autorizada por los Ayuntamientos siempre que se acompañe la
     certificación reglamentaria de descubierto.
     DISPOSICIONES ADICIONALES
     Primera.-Alteración de términos municipales.
     La alteración de los términos municipales de alguno de los municipios
     integrantes de la comarca supondrá, en su caso, la modificación
     paralela de los límites de la comarca sin necesidad de la
     modificación de la presente Ley.
     Segunda.-Nombramiento de una Comisión Gestora y cese del Alcalde y de
     los concejales del municipio.
     Cuando, como consecuencia de una alteración de términos municipales o
     de otras causas previstas en la legislación de régimen local, se
     designe una Comisión Gestora en algún municipio de la comarca y cesen
     el Alcalde y los concejales del mismo, éstos perderán la condición de
     Consejeros Comarcales, cubriéndose su vacante con los suplentes por
     su orden.
     Tercera.-Registros.
     Los Registros de las diversas entidades locales integrantes de la
     comarca tendrán la consideración de Registros delegados del general
     de la comarca a los efectos de entrada, salida y presentación de
     documentos.
     Cuarta.-Modificaciones en el censo.
     Si se produjeran variaciones en el censo de los municipios que
     supusieran modificar el número de Consejeros conforme a lo dispuesto
     con carácter general para la comarca en la legislación aragonesa,
     dicha modificación se aplicará en la elección y constitución del
     siguiente Consejo Comarcal, sin que sea precisa la modificación
     expresa de la presente Ley.
     Quinta.-Competencias de la Diputación Provincial de Teruel.
     En relación a las competencias de la Diputación Provincial de Teruel,
     el Gobierno de Aragón impulsará la transferencia de las que fueren
     apropiadas que sean gestionadas por las comarcas, en el contexto y
     actividad de la Comisión Mixta que se cree al efecto. En particular,
     se procurará que la Comarca del Jiloca pueda asumir la gestión del
     Plan Provincial de Obras y Servicios en su ámbito y disfrutando de
     las dotaciones económicas adecuadas.
     Sexta.-Mancomunidades.
     1. La asunción por la Comarca del Jiloca de sus competencias propias
     en los distintos sectores de la acción pública, conforme a lo
     previsto en el artículo 5 de esta Ley, llevará consigo que la comarca
     suceda a las mancomunidades existentes en la misma cuyos fines sean
     coincidentes. En consecuencia, se procederá al traspaso por dichas
     mancomunidades a favor de la Comarca del Jiloca de las
     correspondientes funciones y servicios y de los medios adscritos a su
     gestión, entendiéndose incluidas entre ellos las transferencias para
     gastos corrientes e inversiones concedidas por el Gobierno de Aragón
     y otras Administraciones para la financiación de los servicios
     mancomunados.
     2. La Comarca del Jiloca y las mancomunidades afectadas procederán a
     concretar los términos de los traspasos a los que se refiere el
     apartado 1 de la presente disposición, de modo que la disolución y
     liquidación de la mancomunidad por conclusión de su objeto garantice
     la continuidad en la prestación de los servicios. La relación entre
     la Comarca del Jiloca y las mancomunidades municipales estará
     regulada por lo dispuesto en el Capítulo III del Título III de la Ley
     23/2001, de 26 de diciembre, de Medidas de Comarcalización.
     DISPOSICIONES TRANSITORIAS
     Primera.-Primera elección de los Consejeros Comarcales y constitución
     del Consejo Comarcal.
     1. La Junta Electoral de Aragón, en la sede de las Cortes de Aragón,
     procederá en el plazo máximo de un mes tras la entrada en vigor de
     esta Ley a realizar las actuaciones previstas en su artículo 12,
     tomando como referencia los resultados de las últimas elecciones
     municipales celebradas en los municipios integrados en la comarca. En
     la elección de los Consejeros Comarcales se estará igualmente a lo
     dispuesto en las disposiciones adicionales primera, segunda y tercera
     de la Ley 23/2001, de 26 de diciembre, de Medidas de Comarcalización.
     2. El Consejo Comarcal se constituirá en sesión pública en la capital
     de la comarca dentro del plazo de un mes a contar desde el día
     siguiente al del acto de proclamación de los miembros electos. A tal
     fin se constituirá una Mesa de Edad integrada por los Consejeros de
     mayor y menor edad presentes en el acto, actuando como Secretario el
     que lo sea del Ayuntamiento de la capitalidad.
     Segunda.-Comisiones Mixtas de Transferencias.
     En el plazo de un mes tras la constitución del Consejo Comarcal, se
     constituirá una Comisión Mixta de Transferencias entre la Comarca del
     Jiloca y la Comunidad Autónoma de Aragón. La naturaleza, funciones,
     composición y funcionamiento de la Comisión Mixta de Transferencias
     entre la Comarca del Jiloca y la Comunidad Autónoma de Aragón se
     regularán por lo establecido en el Capítulo I del Título II de la Ley
     23/2001, de 26 de diciembre, de Medidas de Comarcalización. Asimismo,
     en igual plazo, se constituirá la Comisión de Transferencias entre la
     Diputación Provincial de Teruel y la Comarca del Jiloca.
     DISPOSICIONES FINALES
     Primera.-Legislación supletoria.
     En lo no previsto en la presente Ley, será de aplicación lo
     establecido en las leyes y reglamentos aragoneses sobre
     Administración Local.
     Segunda.-Habilitación de desarrollo reglamentario.
     Se faculta al Gobierno de Aragón para dictar las disposiciones
     reglamentarias precisas para el desarrollo de la presente Ley.
     Tercera.-Entrada en vigor.
     La presente Ley entrará en vigor el día siguiente al de su
     publicación en el «Boletín Oficial de Aragón».
     Así lo dispongo a los efectos del artículo 9.1 de la Constitución y
     los correspondientes del Estatuto de Autonomía de Aragón.
     Zaragoza, 24 de marzo de 2003.
     El Presidente del Gobierno de Aragón, MARCELINO IGLESIAS RICOU