Rango: -LEY+ - DECRETO LEGISLATIVO
Fecha de Publicacion: 03/10/2007
Número de boletín: 117
Organo emisor: DEPARTAMENTO DE ECONOMIA, HACIENDA Y EMPLEO
Titulo: DECRETO LEGISLATIVO 1/2007, de 18 de septiembre, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Legislación sobre los impuestos medioambientales de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Texto
     DECRETO LEGISLATIVO 1/2007, de 18 de septiembre, del Gobierno de
     Aragón, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Legislación
     sobre los impuestos medioambientales de la Comunidad Autónoma de
     Aragón.
     La Ley de Cortes de Aragón 13/2005, de 30 de diciembre, de Medidas
     Fiscales y Administrativas en materia de Tributos Cedidos y Tributos
     Propios de la Comunidad Autónoma de Aragón fue, en buena medida, una
     ley reguladora de una nueva figura tributaria como son los Impuestos
     Medioambientales, con el carácter de tributos propios de la comunidad
     aragonesa, de carácter real, finalidad extrafiscal y afectados al
     medio ambiente, cuyo objeto principal es gravar el daño
     medioambiental causado en los recursos naturales y territoriales de
     la Comunidad Autónoma por determinadas actividades contaminantes como
     son las instalaciones de transporte por cable, la emisión de
     sustancias contaminantes a la atmósfera, o el establecimiento
     comercial con grandes áreas de venta, las cuales producen, de forma
     mediata o inmediata pero efectivamente, el menoscabo o deterioro del
     medio ambiente en términos de explotación selectiva, lesiva,
     degradatoria, abusiva y expoliante de sus recursos, y cuyo coste
     genera una carga desproporcionada para la sociedad e hipoteca el
     futuro desarrollo, sostenido y equilibrado, de la comunidad.
     Por otra parte, la experiencia adquirida durante el primer período
     impositivo en la gestión tributaria de estos Impuestos
     Medioambientales recomendó efectuar una serie de precisiones de
     carácter conceptual, procedimental y temporal que, no obstante, no
     afectaban a la regulación sustancial de los mismos, sino que estaban
     dirigidas a garantizar su efectiva aplicación y, al mismo tiempo,
     facilitar el cumplimiento de las obligaciones formales de los
     contribuyentes. Esta operación de pequeños retoques normativos fue
     realizada por la Ley de Cortes de Aragón 19/2006, de 29 de diciembre,
     de Medidas Tributarias de la Comunidad Autónoma de Aragón.
     Precisamente, su disposición final tercera estableció que, conforme a
     lo dispuesto en el artículo 15.2 del Estatuto de Autonomía de Aragón
     y en el artículo 28 del Texto Refundido de la Ley del Presidente y
     del Gobierno de Aragón, aprobado por Decreto Legislativo 1/2002, de 3
     de julio, del Gobierno de Aragón, se autorizaba al Gobierno de Aragón
     para que, en el plazo máximo de un año desde la entrada en vigor de
     la citada Ley, y a propuesta del Consejero competente en materia de
     Hacienda, aprobase un texto refundido de la legislación sobre
     Impuestos Medioambientales de la Comunidad Autónoma de Aragón y
     procediese a su sistematización, regularización, aclaración y
     armonización.
     Debe considerarse, por otra parte, que la jurisprudencia ha afirmado
     rotundamente que «no es función de los textos refundidos innovar el
     ordenamiento jurídico», pero ello no impide que, respetando los
     elementos esenciales de los tributos y evitando incursiones
     innecesarias en la creación normativa ex novo, pueda el ejecutivo, en
     virtud de la delegación legislativa, normalizar las regulaciones
     preexistentes mediante la explicitación de reglas y normas
     subsidiarias allí donde existan lagunas, la depuración técnica y
     jurídica, la aclaración de preceptos oscuros, la armonización de sus
     elementos internos, la eliminación de discordancias, la actualización
     de sus criterios básicos y, en fin, la adaptación del trasfondo
     tributario de los Impuestos Medioambientales al propio ordenamiento
     jurídico y a la configuración institucional y orgánica de la
     Comunidad Autónoma.  No obstante lo anterior, la refundición
     efectuada se ha limitado casi exclusivamente a una operación técnica
     de ordenación y sistematización.
     Subrayar, por último, que el presente Texto Refundido de la
     Legislación sobre Impuestos Medioambientales se enmarca en un proceso
     normativo singular que significa un intento de racionalización y
     tecnificación de la actividad legislativa en el ámbito tributario. En
     plena era de la «descodificación legislativa», en la que la propia
     complejidad y dinamicidad de la producción normativa impulsa la
     proliferación y la dispersión de las disposiciones legislativas, que
     son rápidamente modificadas o sustituidas, todo intento de refundir o
     codificar con el ánimo de otorgar durabilidad a las leyes y
     cristalizar así un determinado sector jurídico, se convierte en una
     tarea inasequible para el legislador. Y ello se hace especialmente
     patente en un sector como el tributario, condicionado por los
     constantes cambios derivados de las políticas fiscales, sociales o
     medioambientales, a los que tiene necesariamente que adaptarse,
     utilizando, para ello, instrumentos legales cuya permanencia en el
     tiempo se encuentra gravemente hipotecada por la sucesión de leyes
     especiales y sectoriales, que se modifican, se suprimen y se
     superponen, en un difícil juego de vigencias y derogaciones que hacen
     inútil cualquier interpretación lógica y jurídica de cuál deba ser el
     derecho positivo aplicable en cada momento.
     No debe olvidarse, sin embargo, que los propios textos refundidos no
     son inmunes a dichos efectos desestabilizadores del ordenamiento
     jurídico-tributario aragonés, ajenos como están a la secular
     inmutabilidad de los cuerpos legales codificados.  Precisamente por
     esta razón, la citada Ley 13/2005, de 30 de diciembre, inauguró una
     medida de técnica legislativa, inédita en nuestra comunidad, que
     consistió en incorporar como anexos, las versiones íntegras y
     actualizadas del Texto Refundido de las disposiciones dictadas por la
     Comunidad Autónoma de Aragón en materia de Tributos cedidos, aprobado
     por Decreto Legislativo 1/2005, de 26 de septiembre, del Gobierno de
     Aragón, así como del Texto Refundido de las Tasas de la Comunidad
     Autónoma de Aragón, aprobado por Decreto Legislativo 1/2004, de 27 de
     julio, del Gobierno de Aragón.
     Seguramente por el éxito de esta operación técnica, la también citada
     Ley 19/2006, de 29 de diciembre, ha elevado a exigencia legal la
     publicación de las versiones vigentes de los textos refundidos en
     materia tributaria, como anexos de las leyes tributarias que los
     innoven o modifiquen, con un carácter exclusivamente informativo,
     nunca normativo. En definitiva, con la elaboración de textos
     refundidos en todas las materias de competencia tributaria de la
     Comunidad Autónoma de Aragón y la publicación de sus textos
     actualizados, estamos garantizando, por un lado, el necesario
     principio de seguridad jurídica y, por otro, consolidando lo que ya
     comienza a tomar cuerpo como un auténtico Código Tributario Aragonés.
     En virtud de la autorización de las Cortes de Aragón, a propuesta del
     Consejero de Economía, Hacienda y Empleo, de acuerdo con el dictamen
     de la Comisión Jurídica Asesora, y previa deliberación del Gobierno
     de Aragón en su reunión del día 18 septiembre de 2007,
     DISPONGO:
     Artículo único.-Aprobación del Texto Refundido de la Legislación
     sobre los Impuestos Medioambientales de la Comunidad Autónoma de
     Aragón.
     De conformidad con la delegación legislativa contenida en la
     disposición final tercera de la Ley 19/2006, de 29 de diciembre, de
     Medidas Tributarias de la Comunidad Autónoma de Aragón, se aprueba el
     Texto Refundido de la Legislación sobre los Impuestos
     Medioambientales de la Comunidad Autónoma de Aragón, que se incluye
     como Anexo.
     Disposición derogatoria única.-Derogación expresa y por
     incompatibilidad.
     1. Quedan derogadas las siguientes disposiciones:
     a) Los artículos 8 a 53, la disposición transitoria primera y las
     disposiciones finales primera a cuarta de la Ley 13/2005, de 30 de
     diciembre, de Medidas Tributarias y Administrativas en materia de
     Tributos Cedidos y Tributos Propios de la Comunidad Autónoma de
     Aragón.
     b) Los artículos 13 a 26, la disposición transitoria única y las
     disposiciones finales primera y segunda de la Ley 19/2006, de 29 de
     diciembre, de Medidas Tributarias de la Comunidad Autónoma de Aragón.
     2. Asimismo, quedan derogadas cualesquiera otras disposiciones de
     igual o inferior rango al presente Decreto Legislativo en cuanto se
     opongan o contradigan a lo establecido en la misma.
     Disposición final única.-Entrada en vigor.
     El presente Decreto Legislativo, y el Texto Refundido que aprueba,
     entrarán en vigor el día siguiente al de su publicación en el
     «Boletín Oficial de Aragón».
     Zaragoza, 18 de septiembre de 2007.
     El Presidente del Gobierno de Aragón, MARCELINO IGLESIAS RICOU
     El Consejero de Economía, Hacienda
     y Empleo, ALBERTO LARRAZ VILETA
     ANEXO TEXTO REFUNDIDO DE LA LEGISLACION SOBRE IMPUESTOS
     MEDIOAMBIENTALES DE LA COMUNIDAD AUTONOMA DE ARAGON
     INDICE
     CAPITULO I. Disposiciones generales.
     Artículo 1.-Objeto.
     Artículo 2.-Finalidad.
     Artículo 3.-Naturaleza.
     Artículo 4.-Ambito de aplicación.
     Artículo 5.-Afectación de la recaudación.
     Artículo 6.-Conceptos generales.
     CAPITULO II. Impuesto sobre el daño medioambiental causado por la
     instalación de transportes por cable.
     Artículo 7.-Objeto del impuesto.
     Artículo 8.-Definiciones.
     Artículo 9.-Hecho imponible.
     Artículo 10.-Sujetos pasivos.
     Artículo 11.-Base imponible.
     Artículo 12.-Cuota tributaria y tipo de gravamen.
     CAPITULO III. Impuesto sobre el daño medioambiental causado por la
     emisión de contaminantes a la atmósfera.
     Artículo 13.-Objeto del impuesto.
     Artículo 14.-Definiciones.
     Artículo 15.-Hecho imponible.
     Artículo 16.-Supuestos de no sujeción.
     Artículo 17.-Obligados tributarios.
     Artículo 18.-Base imponible.
     Artículo 19.-Base liquidable.
     Artículo 20.-Cuota tributaria.
     CAPITULO IV. Impuesto sobre el daño medioambiental causado por las
     grandes áreas de venta.
     Artículo 21.-Objeto del impuesto.
     Artículo 22.-Definiciones.
     Artículo 23.-Hecho imponible.
     Artículo 24.-Supuestos de no sujeción.
     Artículo 25.-Sujetos pasivos.
     Artículo 26.-Exenciones.
     Artículo 27.-Base imponible.
     Artículo 28.-Cuota tributaria y tipo de gravamen.
     CAPITULO V. Disposiciones comunes relativas a la obligación
     tributaria en los Impuestos Medioambientales.
     Artículo 29.-Obligados tributarios.
     Artículo 30.-Exención subjetiva de carácter general.
     Artículo 31.-Determinación de la base imponible en el método de
     estimación directa.
     Artículo 32.-Criterios de aplicación del método de estimación
     objetiva.
     Artículo 33.-Criterios de aplicación del método de estimación
     indirecta.
     Artículo 34.-Comprobación de la base imponible.
     Artículo 35.-Deducción por inversiones destinadas a la protección del
     medio ambiente.
     Artículo 36.-Requisitos para la aplicación de la deducción.
     Artículo 37.-Período impositivo y devengo.
     Artículo 38.-Regla de imputación temporal.
     CAPITULO VI. Disposiciones comunes relativas a la gestión tributaria
     de los Impuestos Medioambientales.
     Artículo 39.-Organos de gestión.
     Artículo 40.-Organos de colaboración.
     Artículo 41.-Censo de Contribuyentes.
     Artículo 42.-Formación del censo.
     Artículo 43.-Declaración inicial y modificación de datos.
     Artículo 44.-Autoliquidación por los sujetos pasivos.
     Artículo 45.-Liquidación provisional de oficio por la Administración.
     Artículo 46.-Pagos fraccionados a cuenta.  DISPOSICIONES TRANSITORIAS
     Unica. Exención por apoyo a acontecimientos de excepcional interés
     público en los Impuestos Medioambientales.  DISPOSICIONES FINALES
     Primera.-Cláusula de supletoriedad.
     Segunda.-Remisión a la ley de presupuestos.
     Tercera.-Adaptación de los registros e inventarios sectoriales.
     Cuarta.-Facultades de desarrollo.
     CAPITULO I
     Disposiciones generales
     Artículo 1.-Objeto.
     Mediante el presente Texto Refundido se regulan los Impuestos
     Medioambientales, creados por la Ley 13/2005, de 30 de diciembre, de
     Medidas Tributarias y Administrativas en materia de Tributos Cedidos
     y Tributos Propios de la Comunidad Autónoma de Aragón y modificados
     por la Ley 19/2006, de 29 de diciembre, de Medidas Tributarias de la
     Comunidad Autónoma de Aragón, que se enumeran a continuación:
     1º. Impuesto sobre el daño medioambiental causado por la instalación
     de transportes por cable.
     2º. Impuesto sobre el daño medioambiental causado por la emisión de
     contaminantes a la atmósfera.
     3º. Impuesto sobre el daño medioambiental causado por las grandes
     áreas de venta.
     Artículo 2.-Finalidad.
     Los Impuestos Medioambientales tienen como finalidad gravar la
     concreta capacidad económica que se manifiesta, como riqueza real o
     potencial susceptible de imposición, en el daño causado en el medio
     ambiente por determinadas elementos, conductas y actividades
     contaminantes, que se realizan o desarrollan mediante la explotación
     selectiva, la degradación o la lesión de los recursos naturales y que
     provocan un grave deterioro en el medio natural, territorial y
     paisajístico de la Comunidad Autónoma de Aragón.
     Artículo 3.-Naturaleza.
     Los Impuestos Medioambientales son tributos propios de la Comunidad
     Autónoma de Aragón, de naturaleza real, carácter afectado y finalidad
     extrafiscal.
     Artículo 4.-Ambito de aplicación.
     Los Impuestos Medioambientales son exigibles en todo el ámbito
     territorial de la Comunidad Autónoma de Aragón.
     Artículo 5.-Afectación de la recaudación.
     1. Los ingresos efectivamente obtenidos por la recaudación de los
     Impuestos Medioambientales se destinarán, deducidos los costes de
     gestión y colaboración, a la financiación de medidas preventivas,
     correctoras o restauradoras del medio ambiente explotado, degradado o
     lesionado por el efecto negativo derivado de determinadas actividades
     contaminantes de los recursos naturales y territoriales en la
     Comunidad Autónoma de Aragón.
     2. Las leyes de presupuestos de la Comunidad Autónoma podrán
     establecer los criterios de afectación de los ingresos recaudados por
     estos impuestos.
     Artículo 6.-Conceptos generales.
     A efectos de lo dispuesto en este Texto Refundido, y sin perjuicio de
     las concretas definiciones aplicables a cada impuesto, se entenderá
     con carácter general que:
     1º. Efecto contaminante es el daño medioambiental directa y
     efectivamente causado por la realización y el desarrollo de
     determinadas actividades contaminantes a través de la explotación
     selectiva, la degradación o la lesión de los recursos naturales y
     territoriales en la Comunidad Autónoma.
     2º. Actividades contaminantes son aquéllas de finalidad o contenido
     económico, desarrolladas en el ámbito territorial de la Comunidad
     Autónoma, que provocan una grave contaminación del medio ambiente y
     que se rigen materialmente por su legislación sectorial específica.
     3.º Explotación, instalación o establecimiento contaminantes son el
     conjunto de elementos, construcciones, edificaciones, maquinaria u
     otros activos de cualquier naturaleza, ubicados en el ámbito
     territorial de la Comunidad Autónoma, que generan, emiten o producen
     un efecto contaminante en el medio ambiente.
     4º. Unidades contaminantes son las unidades de determinación y medida
     del daño medioambiental, expresadas en diversos valores, parámetros,
     magnitudes o variables en función de la estimación por carga
     contaminante que provoca la explotación selectiva, abusiva,
     degradatoria o lesiva en el medio ambiente, y cuya referencia se
     utiliza como elemento cuantificador del impuesto.
     CAPITULO II
     Impuesto sobre el daño medioambiental causado por la
     instalación de transportes por cable
     Artículo 7.-Objeto del impuesto.
     El Impuesto sobre el daño medioambiental causado por la instalación
     de transportes por cable tiene por objeto gravar la concreta
     capacidad económica que se manifiesta en determinadas actividades
     desarrolladas mediante la utilización de las instalaciones o
     elementos de dichos sistemas de transporte de personas, mercancías y
     bienes, como consecuencia de su incidencia negativa en el entorno
     natural, territorial y paisajístico de la Comunidad Autónoma de
     Aragón, cuando estén afectos a los siguientes usos:
     a) Transporte de personas en las instalaciones de teleféricos y
     remonta-pendientes.
     b) Transporte de mercancías o materiales en las instalaciones de
     remonte utilizadas en el medio forestal.
     Artículo 8.-Definiciones.
     1. A los efectos de este Texto Refundido, se considerarán como
     transporte por cable todas aquellas instalaciones compuestas de
     varios constituyentes, concebidas, construidas, montadas y puestas en
     servicio para transportar personas, mercancías o materiales.
     En estas instalaciones, fijas en su emplazamiento, el transporte de
     personas, mercancías o materiales se realiza en vehículos, remolques
     por arrastres, o remonta-pendientes, en su caso, suspendidos de
     cables o tirados por cables, los cuales están colocados a lo largo
     del recorrido efectuado.
     2. En particular, se considerará que son transportes de personas por
     cable las instalaciones siguientes:
     a) Los funiculares y otras instalaciones, cuyos vehículos se
     desplazan sobre ruedas u otros dispositivos de sustentación y
     mediante tracción de uno o más cables.
     b) Los teleféricos, cuyos vehículos son desplazados y/o movidos en
     suspensión por uno o más cables, incluyendo igualmente los
     telecabinas y los telesillas.
     c) Los telesquís que, mediante un cable, tiran de los usuarios
     pertrechados de equipos adecuados.
     3. Asimismo, se entenderá que:
     a) Los telecabinas y los telesillas son transportes de personas por
     cable de tipo colectivo.
     b) Los telesquís son transportes de personas por cable de tipo
     individual. Cuando el telesquí tenga capacidad para más de una
     persona se considerará incluido en las modalidades de la letra a)
     anterior a los solos efectos del impuesto.
     c) Los remontes son transportes de mercancías o materiales utilizados
     en el medio forestal.
     4. A los efectos del presente Texto Refundido, se considera
     explotación a toda unidad económica y geográfica a la que se
     encuentren afectas una o varias instalaciones de transporte por cable
     de personas o mercancías para el desarrollo de su actividad
     principal.
     Artículo 9.-Hecho imponible.
     1. Constituye el hecho imponible del impuesto el daño medioambiental
     causado directamente por las instalaciones de transporte mediante
     líneas o tendidos de cable, que se relacionan en el artículo 7.
     En el supuesto de instalaciones de transporte afectas a la
     utilización de pistas de esquí alpino, el daño medioambiental se
     considerará agravado por el impacto negativo añadido por dicha
     finalidad.
     2. Se entenderá producido el daño medioambiental aun cuando las
     instalaciones y elementos del transporte descrito se encuentren en
     desuso o no hayan entrado en funcionamiento.
     Artículo 10.-Sujetos pasivos.
     Son sujetos pasivos del impuesto, en calidad de contribuyentes,
     quienes realicen las actividades de explotación de las instalaciones
     o elementos afectos al transporte realizado mediante líneas o
     tendidos de cable que se enumeran en el artículo 7.
     Artículo 11.-Base imponible.
     Constituyen la base imponible del impuesto las siguientes unidades
     contaminantes de medida del daño medioambiental:
     1ª. El número y longitud de las instalaciones de transporte por cable
     de personas.
     2º. El número y longitud de las instalaciones de transporte por cable
     de mercancías o materiales.
     Artículo 12.-Cuota tributaria y tipo de gravamen.
     1. La cuota tributaria del impuesto se obtiene de aplicar a la base
     imponible los siguientes tipos de gravamen:
     1º. Transporte de personas en las instalaciones de teleféricos y
     remonta-pendientes:
     a) Por cada transporte por cable colectivo instalado: 5.040 euros.
     b) Por cada transporte por cable individual instalado: 4.560 euros.
     c) Por cada metro de longitud del transporte por cable de personas:
     12 euros.
     A la cuota obtenida conforme al punto 1º anterior, se le aplicará, en
     función de la longitud total por estación expresada en kilómetros de
     las pistas de esquí alpino a las que se encuentren afectas las
     instalaciones, el coeficiente que corresponda entre los siguientes:
     a) Hasta 20 km/pista: 1.
     b) De 20 a 40 km: 1,25.
     c) Más de 40 km: 1,5.
     2º. Transporte de mercancías o materiales en las instalaciones de
     remonte utilizadas en el medio forestal. Por cada metro de longitud
     del transporte por cable de mercancías: 10 euros
     2. En el caso de instalaciones o elementos del transporte mediante
     líneas o tendidos de cable que se encontraran en situación de desuso
     durante, al menos, tres años, la cuota tributaria será la que resulte
     de multiplicar por tres la que hubiere correspondido en función del
     número y longitud de las citadas instalaciones o elementos de
     transporte. El plazo de tres años en situación de desuso podrá
     computarse a partir del 1 de enero de 2006.
     CAPITULO III
     Impuesto sobre el daño medioambiental causado
     por la emisión de contaminantes a la atmósfera
     Artículo 13.-Objeto del impuesto.
     El Impuesto sobre el daño medioambiental causado por la emisión de
     contaminantes a la atmósfera tiene por objeto gravar la concreta
     capacidad económica que se manifiesta en la realización de
     determinadas actividades que emiten grandes cantidades de sustancias
     contaminantes a la atmósfera, como consecuencia de su incidencia
     negativa en el entorno natural de la Comunidad Autónoma de Aragón.
     Artículo 14.-Definiciones.
     1. Con carácter general, se entiende por contaminación atmosférica la
     presencia en el aire de materias o formas de energía que impliquen
     riesgo, daño o molestia grave para la salud humana y el medio
     ambiente.
     2. A los efectos del presente Texto Refundido, se considera
     instalación a cualquier unidad técnica fija donde sea objeto de
     explotación una o varias actividades contaminantes, mediante
     elementos de cualquier naturaleza, que causan la emisión, directa o
     indirectamente, de sustancias contaminantes a la atmósfera.
     Asimismo, el titular de la actividad contaminante será la persona
     física o jurídica que explote la instalación o que ostente,
     directamente o por delegación, un poder económico determinante
     respecto a aquélla.
     Artículo 15.-Hecho imponible.
     Constituye el hecho imponible del impuesto el daño medioambiental
     causado por las instalaciones contaminantes ubicadas en el ámbito
     territorial de la Comunidad Autónoma de Aragón, mediante la emisión a
     la atmósfera de las siguientes sustancias contaminantes:
     a) Oxidos de azufre (SOx).
     b) Oxidos de nitrógeno (NOx).
     c) Dióxido de carbono (CO2).
     Artículo 16.-Supuestos de no sujeción.
     No se encuentra sujeto al impuesto el daño medioambiental causado por
     la emisión de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera producida por:
     a) La combustión de biomasa, biocarburante o biocombustible.
     b) Las realizadas desde instalaciones sujetas al régimen del comercio
     de derechos de emisión de gases de efecto invernadero que constituyan
     emisiones en exceso respecto de las asignaciones individuales según
     su normativa reguladora, salvo el exceso que suponga incumplimiento
     de la obligación de entregar derechos de emisión conforme a dicha
     normativa.
     Artículo 17.-Obligados tributarios.
     1. Son sujetos pasivos del impuesto, en calidad de contribuyentes,
     quienes realicen las actividades que causan el daño medioambiental o
     exploten las instalaciones en las que se desarrollan aquellas
     actividades causantes de las emisiones contaminantes a la atmósfera
     gravadas por el impuesto.
     2. Será responsable solidario del pago del impuesto el propietario de
     la instalación causante de la emisión contaminante cuando no coincida
     con la persona que explota la misma.
     Artículo 18.-Base imponible.
     1. Constituyen la base imponible del impuesto las cantidades emitidas
     a la atmósfera, de cada una de las sustancias contaminantes y por una
     misma instalación contaminante, durante el período impositivo
     correspondiente.
     2. Las unidades contaminantes de medida del daño medioambiental se
     expresarán de la forma siguiente:
     a) Las cantidades emitidas de óxidos de azufre (SOx) se expresarán en
     toneladas métricas al año de dióxidos de azufre (Tm/año).
     b) Las cantidades emitidas de óxidos de nitrógeno (NOx) se expresarán
     en toneladas métricas al año de dióxidos de nitrógeno (Tm/año).
     c) Las cantidades emitidas de dióxido de carbono (CO2) se expresarán
     en kilotoneladas/año.
     Artículo 19.-Base liquidable.
     La base liquidable se obtendrá aplicando a las unidades contaminantes
     que constituyen la base imponible las siguientes reducciones:
     a) SOx: 150 toneladas/año.
     b) NOx: 100 toneladas/año.
     c) CO2: 100 kilotoneladas/año.
     Artículo 20.-Cuota tributaria.
     La cuota tributaria del impuesto se obtendrá aplicando a las unidades
     contaminantes de la base liquidable los siguientes tipos de gravamen:
     a) En los supuestos de óxidos de azufre (SOx) y óxidos de nitrógeno
     (NOx): 50 euros/tm.
     b) En los supuestos de óxidos de carbono (CO2): 200
     euros/kilotonelada.
     CAPITULO IV
     Impuesto sobre daño medioambiental causado
     por las grandes áreas de venta
     Artículo 21.-Objeto del impuesto.
     El Impuesto sobre el daño medioambiental causado por las grandes
     áreas de venta tiene por objeto gravar la concreta capacidad
     económica manifestada en la actividad y el tráfico desarrollados en
     establecimientos comerciales que, por su efecto de atracción al
     consumo, provoca un desplazamiento masivo de vehículos y, en
     consecuencia, una incidencia negativa en el entorno natural y
     territorial de la Comunidad Autónoma de Aragón.
     Artículo 22.-Definiciones.
     1. Con carácter general, los conceptos y clasificaciones materiales
     propios de la ordenación comercial se regirán por lo dispuesto en la
     normativa autonómica dictada en materia de comercio.
     2. No obstante, a los efectos del presente Texto Refundido, se
     entenderá que un establecimiento comercial dispone de una gran área
     de venta cuando su superficie de venta al público sea superior a 500
     m2.
     Artículo 23.-Hecho imponible.
     Constituye el hecho imponible del impuesto el daño medioambiental
     causado por la utilización de las instalaciones y elementos afectos a
     la actividad y al tráfico desarrollados en los establecimientos
     comerciales que dispongan de una gran área de venta y de aparcamiento
     para sus clientes y se encuentren ubicados en el territorio de la
     Comunidad Autónoma de Aragón.
     Artículo 24.-Supuestos de no sujeción.
     No están sujetos al impuesto los establecimientos comerciales que
     reúnan alguna de las condiciones siguientes:
     a) Que su actividad comercial tenga carácter mayorista y, en general,
     cuando se dediquen al ejercicio habitual de adquisición de productos
     y artículos de cualquier clase en nombre y por cuenta propios, con la
     finalidad de ponerlos a disposición de otros comerciantes mayoristas,
     minoristas o empresarios, industriales o artesanos.
     b) Que su actividad comercial de carácter minorista se dedique
     fundamentalmente a la alimentación y se desarrolle conjuntamente en
     los mercados municipales cuya gestión de funcionamiento común se
     encuentre controlada por una Corporación Local o entidad
     concesionaria.
     c) Que se trate de cooperativas de consumidores y usuarios, así como
     cualesquiera otras que suministren bienes y servicios a sus socios, o
     de economatos y otros establecimientos que suministren bienes,
     productos o servicios exclusivamente a una colectividad de empleados,
     siempre que la oferta y la venta no vaya dirigida al público en
     general.
     Artículo 25.-Sujetos pasivos.
     Son sujetos pasivos del impuesto, en calidad de contribuyentes, los
     titulares de la actividad y el tráfico comercial que propicien el
     daño en el medio ambiente gravado por el impuesto.
     Artículo 26.-Exenciones.
     Están exentos de la aplicación del impuesto los daños causados por
     los establecimientos comerciales cuya actividad principal se dedique
     a la venta exclusiva de los siguientes productos:
     a) Maquinaria, vehículos, utillaje y suministros industriales.
     b) Materiales para la construcción, saneamiento, puertas y ventanas,
     de venta exclusiva a profesionales.
     c) Viveros para jardinería y cultivos.
     d) Mobiliario en establecimientos individuales, tradicionales y
     especializados.
     e) Venta de vehículos automóviles, en salas de exposición de
     concesionarios y talleres de reparación.
     f) Suministro de combustibles y carburantes de automoción.
     Artículo 27.-Base imponible.
     1. Constituye la base imponible del impuesto la superficie total,
     referida a la fecha del devengo, de cada establecimiento comercial
     que disponga de una gran área de venta.
     2. La superficie total se obtiene de sumar las siguientes unidades
     contaminantes de medida del daño medioambiental:
     a) La superficie de venta. A estos efectos, se considera superficie
     de venta real la superficie total de los lugares en los que se
     ofertan, venden o exponen las mercancías, o se realizan actividades
     comerciales con carácter habitual y permanente, o destinados a tal
     fin de forma eventual pero periódica, a los cuales puede acceder la
     clientela para realizar sus compras, incluyendo escaparates internos
     y espacios destinados al tránsito de personas y presentación o
     preparación de mercancías visibles. Asimismo, se incluirá también la
     zona de cajas y la zona entre éstas y la salida, si en ellas se
     prestan servicios o sirven de escaparate.
     b) La superficie destinada a otros usos. Se entenderá por tal la
     superficie destinada a servicios comunes o auxiliares como almacenes,
     talleres, obradores, espacios de producción, cámaras frigoríficas,
     oficinas, aseos, servicios sanitarios, vestuarios, instalaciones de
     evacuación de incendios y espacios comunes de paso, siempre que en
     ella no se produzca la venta o exposición de productos.
     A estos efectos, se tomará la superficie real destinada a tales usos,
     con el límite máximo que resulte de computar el 25 por ciento de la
     superficie de venta al público.
     c) La superficie de aparcamiento. Se considera como tal la
     superficie, cualquiera que sea el título jurídico habilitante para su
     uso, destinada a aparcamiento de vehículos al servicio de los
     compradores o empleados del establecimiento o recinto comercial, o
     destinados a los vehículos para la carga y descarga de mercancías,
     con independencia de su situación al aire libre o en zonas cubiertas,
     e incluyendo los espacios de circulación de vehículos y personas,
     zonas de control y otras vinculadas al servicio.
     A estos efectos, la superficie de aparcamiento se obtendrá mediante
     la aplicación de las siguientes reglas:
     1ª. Cuando se trate de establecimientos comerciales con aparcamiento
     propio o que dispongan de aparcamiento común con otros
     establecimientos, y conste explícita y fehacientemente la superficie
     ocupada por las plazas de aparcamiento que les corresponde a cada
     uno, se tomará la superficie real de las mismas.
     2ª. Cuando se trate de establecimientos comerciales que dispongan de
     aparcamiento común y no conste explícitamente las plazas de
     aparcamiento que corresponde a cada uno, o las mismas no se
     encuentren separadas o individualizadas, se asignará a cada
     establecimiento la superficie de aparcamiento que resulte
     proporcional a la superficie de venta al público.
     3ª. Asimismo, cuando se trate de establecimientos comerciales que no
     dispongan de aparcamiento para sus clientes en sus propias
     instalaciones, pero la dotación para el mismo se encuentre situada en
     edificios ajenos destinados exclusivamente a este uso o en
     estacionamientos públicos o privados, se aplicarán las reglas
     anteriores.
     4ª. Cuando no conste explícitamente la superficie destinada a plazas
     de aparcamiento, pero sí el número de las mismas, se calculará a
     razón de 28 m_ por plaza.
     En todo caso, para la determinación de la base imponible del impuesto
     se tomará la superficie real de aparcamiento obtenida por la
     aplicación de las reglas anteriores, con el límite máximo que resulte
     de computar el 25 por ciento de la superficie de venta al público.
     Artículo 28.-Cuota tributaria y tipo de gravamen.
     1. La cuota íntegra del impuesto se obtendrá de aplicar a la base
     imponible la siguiente escala de gravamen:
     B.I.  Cuota resultante euros Resto B.I.  Tipo aplicable
     hasta m2 hasta m2 euros/m2
     2.000 0 1.000 12,00 euros
     3.000 12.000 2.000 15,00 euros
     5.000 42.000 5.000 17,40 euros
     10.000 129.000 en adelante 19,00 euros
     2. A la cuota resultante obtenida conforme al apartado anterior se le
     aplicará, en función de la clase y tipología del suelo en el que esté
     ubicada la gran superficie comercial, el coeficiente que corresponda
     entre los siguientes:
     a) En suelo urbano: 1.
     b) En suelo urbanizable, delimitado o no delimitado, con
     posterioridad a la aprobación del Plan Parcial correspondiente: 1,10
     c) En suelo urbanizable no delimitado, con anterioridad a la
     aprobación del Plan Parcial, o en suelo no urbanizable genérico:
     1,25.
     d) En suelo no urbanizable especial: 1,5.
     CAPITULO V
     Disposiciones comunes relativas a la obligación tributaria
     en los Impuestos Medioambientales
     Artículo 29.-Obligados tributarios.
     1. La cualidad de sujeto pasivo se atribuirá a las personas físicas o
     jurídicas que reúnan las condiciones establecidas en los artículos
     10, 17 y 25 de este Texto Refundido.
     2. Asimismo, tendrán la consideración de sujetos pasivos las
     herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades que,
     carentes de personalidad jurídica, constituyan una unidad económica o
     un patrimonio separado, susceptibles de imposición, a los que pueda
     imputarse la condición del apartado anterior.
     3. Los titulares de los permisos, autorizaciones, concesiones o, en
     general, derechos a la utilización, uso privativo o explotación del
     dominio público o de sus recursos naturales y territoriales, serán
     sustitutos del contribuyente y vendrán obligados a cumplir, en su
     caso, las obligaciones tributarias derivadas del presente Texto
     Refundido.
     Artículo 30.-Exención subjetiva de carácter general.
     Están exentos de los Impuestos Medioambientales, el Estado, la
     Comunidad Autónoma de Aragón, las Corporaciones Locales, o los
     organismos y entidades públicas dependientes de sus respectivas
     administraciones, cuando realicen directamente actividades que puedan
     dañar el medio ambiente, siempre que éstas se encuentren afectas a un
     uso o servicio público o se desarrollen en el ejercicio de funciones
     o finalidades públicas.
     Artículo 31.-Determinación de la base imponible en el método de
     estimación directa.
     1. Con carácter general, la base imponible se determinará por el
     método de estimación directa mediante la declaración del sujeto
     pasivo o, en su caso, por los datos o documentos objeto de
     comprobación administrativa.
     2. La declaración del sujeto pasivo deberá efectuarse conforme a las
     siguientes reglas generales:
     1ª. Cuando las unidades contaminantes deban ser objeto de medición
     directa, porque así lo exija la normativa sectorial específica, o sus
     magnitudes consten en los correspondientes registros administrativos
     o inventarios sectoriales, la declaración se limitará a expresar el
     valor conocido así resultante.
     2.ª Cuando la instalación emisora disponga o incorpore sistemas de
     medición o registro de las correspondientes unidades contaminantes,
     previamente autorizados por el órgano medioambiental competente, el
     valor a declarar será el que resulte de los mismos, sin perjuicio de
     las actuaciones de comprobación administrativa a que se refiere el
     artículo 34 del presente Texto Refundido.
     Artículo 32.-Criterios de aplicación del método de estimación
     objetiva.
     1. En consideración a la dificultad de la estimación directa de la
     base imponible de cada concepto, reglamentariamente se desarrollará
     el método de estimación objetiva, que tendrá carácter voluntario para
     el sujeto pasivo.
     2. A tales efectos, en relación con el Impuesto sobre el daño
     medioambiental causado sobre la emisión de contaminantes a la
     atmósfera, reglamentariamente se establecerán los correspondientes
     índices o módulos. Entre otros, podrán utilizarse tanto el contenido
     potencial del efecto contaminante o daño medioambiental del
     combustible o materiales utilizados, como el derivado de los
     elementos resultantes de los procesos productivos y del grado de
     actividad de la instalación.
     Asimismo, podrá utilizarse el método de estimación objetiva para la
     determinación de la base imponible aplicando métodos normalizados o
     aceptados por el órgano medioambiental competente para la
     notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero o para
     la declaración de las emisiones sujetas a la realización del
     Inventario Europeo de Emisiones Contaminantes.
     3. En la fijación de los índices o módulos se tendrán en
     consideración el carácter y la finalidad extrafiscal implícita en
     cada impuesto.
     Artículo 33.-Criterios de aplicación del método de estimación
     indirecta.
     1. El método de estimación indirecta se aplicará cuando la falta de
     presentación o la presentación incompleta o inexacta de alguna de las
     declaraciones o autoliquidaciones exigidas en el presente Texto
     Refundido no permita a la Administración el conocimiento de los datos
     necesarios para la determinación completa de la base imponible.
     Se aplicará también este régimen cuando el sujeto pasivo ofrezca
     resistencia, obstrucción, excusa o negativa a la actuación
     administrativa o incumpla sustancialmente las obligaciones contables
     o las formales que se deriven de esta norma o de la legislación
     sectorial específica.
     2. Para la aplicación de este método podrán utilizarse cualesquiera
     de los medios contemplados en la legislación general tributaria y sus
     disposiciones complementarias.
     Artículo 34.-Comprobación de la base imponible.
     1. La comprobación administrativa de la base imponible podrá alcanzar
     a todos los actos, elementos y valoraciones consignadas en las
     declaraciones tributarias, utilizando para ello cualesquiera de los
     medios recogidos en la legislación general tributaria y sus
     disposiciones complementarias.
     2. En particular, el valor de las unidades contaminantes
     cuantificadoras del daño medioambiental que corresponda podrá
     comprobarse por la Administración mediante dictamen pericial cuando
     el sujeto pasivo no disponga de sistemas de medición o registro
     homologados para tal fin.
     Artículo 35.-Deducción por inversiones destinadas a la protección del
     medio ambiente.
     1. La cuota tributaria íntegra de cada impuesto podrá ser objeto de
     deducción, hasta el límite del 30 por 100 de su importe, por la
     realización de inversiones en bienes o derechos del inmovilizado
     material o inmaterial, situados o destinados dentro del ámbito de
     aplicación del impuesto, y dirigidas a la adopción de medidas
     preventivas, correctoras o restauradoras de los efectos negativos de
     la contaminación en el medio natural y territorial de la Comunidad
     Autónoma de Aragón
     2. La deducción será del 20 por ciento del precio de adquisición o
     coste de producción de las inversiones efectivamente realizadas.
     3. El resultado de restar la deducción por inversiones a la cuota
     íntegra será la cuota líquida.
     Artículo 36.-Requisitos para la aplicación de la deducción.
     1. La aplicación de la deducción se encuentra sometida al
     cumplimiento de los siguientes requisitos:
     1.º Las inversiones realizadas deberán ser adicionales o
     complementarias a las que, en su caso, sean exigidas por la normativa
     específica de ámbito sectorial o por las autorizaciones que sean
     preceptivas en el sector de la actividad correspondiente. Asimismo,
     no podrá practicarse la deducción por inversiones cuando se haya
     producido cualquier incumplimiento de las condiciones impuestas en
     las citadas normas o autorizaciones.
     No obstante lo anterior, las medidas objeto de la inversión deberán
     ir dirigidas a la prevención, corrección o restauración del medio
     ambiente, sin que sea precisa una relación directa de la inversión
     con la actividad contaminante ejercida por el propio sujeto pasivo.
     2.º Las inversiones realizadas en bienes del inmovilizado material
     podrán estar incluidas en programas, acuerdos o convenios con las
     Administraciones competentes en la materia medioambiental o sectorial
     que corresponda. Las inversiones efectuadas en derechos del
     inmovilizado inmaterial deberán estar incluidas necesariamente en
     algún instrumento de colaboración con la Administración competente.
     En cualquier caso, el Departamento competente en materia de Medio
     Ambiente expedirá la certificación de convalidación que acredite la
     idoneidad medioambiental de la inversión y de otras circunstancias
     que se determinen reglamentariamente.
     3º. No dará derecho a deducción la parte de las inversiones
     financiada con cargo a las subvenciones y ayudas públicas recibidas
     por el sujeto pasivo para la realización de las mismas.
     4º. Las inversiones de reposición únicamente darán derecho a la
     deducción en la parte que contribuya, de manera efectiva, a
     incrementar la protección del medio ambiente.
     2. Las inversiones se entenderán realizadas en el ejercicio en que
     los bienes sean puestos en condiciones de funcionamiento.
     3. Reglamentariamente se desarrollarán los requisitos, condiciones y
     procedimiento de aplicación de esta deducción.
     Artículo 37.-Período impositivo y devengo.
     1. El período impositivo coincidirá, con carácter general, con el año
     natural.
     2. Los Impuestos Medioambientales se devengarán el 31 de diciembre de
     cada año.
     3. No obstante lo dispuesto en el apartado 1, el período impositivo
     será inferior al año natural cuando el cumplimiento por el
     contribuyente de las condiciones establecidas para la sujeción al
     impuesto se produzca con fecha posterior al día 1 de enero. En tales
     supuestos, el periodo impositivo se iniciará en aquella fecha.
     Asimismo, el período impositivo será inferior al año natural cuando
     se pierda la condición de contribuyente del impuesto en fecha
     distinta al 31 de diciembre. En tales supuestos, el período
     impositivo finalizará en aquella fecha.
     Artículo 38.-Regla de imputación temporal.
     1. Cuando el período impositivo no coincida con el año natural, en
     los supuestos contemplados en el apartado 3 del artículo anterior, la
     cuota tributaria se obtendrá de prorratear el importe anual que
     hubiere resultado por el número de días del período impositivo que
     corresponda en cada caso.
     Esta regla no será de aplicación cuando los valores o magnitudes de
     las unidades contaminantes objeto de gravamen sean objetivamente
     independientes del concreto período de tiempo en que se produzcan.
     2. No obstante, en los Impuestos sobre el daño medioambiental causado
     por la instalación de transportes por cable y por las grandes áreas
     de venta, las altas y modificaciones producidas durante el período
     impositivo, relativas al número o longitud de las instalaciones o a
     la superficie de los establecimientos, determinarán el cálculo
     proporcional de la cuota tributaria, en función de la fecha de
     efectividad en que se produzca el alta o modificación.
     A estos efectos, la fecha de efectividad será la del primer día del
     trimestre natural siguiente al de la correspondiente autorización
     administrativa que resulte preceptiva en el sector de la actividad
     correspondiente y que permita su puesta en servicio o funcionamiento,
     o al del día del inicio efectivo de la actividad si éste fuera
     anterior.
     CAPITULO VI
     Disposiciones comunes relativas a la gestión tributaria
     de los Impuestos Medioambientales
     Artículo 39.-Organos de gestión.
     La gestión, liquidación, comprobación, recaudación e inspección de
     los Impuestos Medioambientales corresponde a los órganos de la
     Administración tributaria del Departamento competente en materia de
     Hacienda de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón.
     Reglamentariamente podrá determinarse el órgano que asuma dichas
     funciones en relación con los Impuestos Medioambientales.
     Artículo 40.-Organos de colaboración.
     Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, los
     Departamentos competentes en materia de Medio Ambiente, Transportes e
     Industria, Comercio y Turismo, auxiliarán y colaborarán con los
     órganos de gestión, en el marco de sus respectivas competencias, para
     el cumplimiento de las funciones de liquidación y comprobación de los
     Impuestos Medioambientales mediante las siguientes actuaciones:
     a) La elaboración de un informe, con la periodicidad que
     reglamentariamente se determine, para cada período impositivo y
     comprensivo de los datos, elementos y circunstancias necesarios para
     la gestión y liquidación del impuesto.
     Asimismo, se elaborarán informes complementarios cuando se produzcan
     las modificaciones a que se refiere el artículo 43, con la
     periodicidad que se determine reglamentariamente.
     b) La realización de inspecciones, de oficio o a petición de los
     sujetos pasivos, para las actuaciones de comprobación e investigación
     que se consideren necesarias u oportunas a efectos de gestión del
     impuesto.
     Artículo 41.-Censo de contribuyentes.
     1. A los solos efectos tributarios de lo dispuesto en este Texto
     Refundido, se constituirá en la Administración tributaria competente
     un Censo de Contribuyentes de los Impuestos Medioambientales
     comprensivo de las explotaciones, instalaciones y establecimientos
     que se encuentren ubicados en alguno de los municipios de la
     Comunidad Autónoma de Aragón.
     2. El Censo de Contribuyentes de los Impuestos Medioambientales
     constará de las siguientes secciones:
     Sección 1ª. De las instalaciones de transporte por cable.
     Sección 2ª. De las instalaciones emisoras de sustancias contaminantes
     a la atmósfera.
     Sección 3ª. De los establecimientos comerciales con grandes áreas de
     venta.
     3. Su organización y funcionamiento se desarrollarán
     reglamentariamente.
     Artículo 42.-Formación del censo.
     1. El Censo de Contribuyentes de los Impuestos Medioambientales se
     formará a partir de los datos que los sujetos pasivos manifiesten
     obligatoriamente ante la Administración tributaria, en los términos
     establecidos en el artículo siguiente. Los datos y circunstancias que
     deberán constar en el mismo se determinarán reglamentariamente.
     2. A los efectos de aplicación del régimen de estimación directa, los
     sujetos pasivos del impuesto declararán, sin perjuicio de las
     facultades de comprobación e investigación de la Administración, los
     valores y magnitudes resultantes, en su caso, de los sistemas de
     medición o registro correspondientes, y relativos a las unidades
     contaminantes objeto de gravamen, en la forma y en los plazos que se
     establezcan reglamentariamente.
     3. Los órganos de la Administración tributaria podrán modificar de
     oficio los datos manifestados por los sujetos pasivos cuando, como
     resultado de una inspección o comprobación administrativa, se
     constate la existencia de errores o diferencias respecto a los que
     obren o consten por cualquier medio en poder de los mismos.
     En tal caso, se concederá a los sujetos pasivos un trámite de
     audiencia por plazo no inferior a diez días, al objeto de que puedan
     formular todas aquellas alegaciones que estimen convenientes o
     manifestar su disconformidad al resultado de las comprobaciones
     administrativas efectuadas.
     Artículo 43.-Declaración inicial y modificación de datos.
     1. En el supuesto de inicio de una actividad contaminante que reúna
     los requisitos establecidos en la presente norma, o se encuentre en
     funcionamiento a la entrada en vigor de la misma, los sujetos pasivos
     del impuesto, en el plazo máximo de un mes, estarán obligados a
     presentar ante los órganos de la Administración tributaria, una
     declaración inicial por cada explotación, instalación o
     establecimiento, con todos los datos, elementos y circunstancias
     necesarios para la configuración del Censo, así como para la gestión,
     liquidación, comprobación, recaudación e inspección del impuesto.
     Reglamentariamente podrá exonerarse de esta obligación a aquéllos
     sujetos pasivos cuya actividad contaminante no supere los límites
     establecidos en el propio reglamento. Ello implicará, asimismo, que
     dichos sujetos pasivos no estarán obligados a realizar pagos
     fraccionados ni practicar autoliquidación en tanto no superen los
     citados límites.
     2. En todo caso, se harán constar los datos relativos a la
     titularidad, domicilio fiscal, actividad económica, ubicación de las
     instalaciones o elementos activos en general, longitud, extensión,
     superficies, volúmenes y cualesquiera otros valores o magnitudes
     relativos a las unidades contaminantes objeto de gravamen.
     Reglamentariamente se establecerán los documentos y justificantes que
     acrediten fehacientemente la veracidad y exactitud de los datos
     declarados por los sujetos pasivos y que deberán acompañarse a la
     declaración inicial o, en su caso, complementaria de los mismos.
     Asimismo, las declaraciones censales se cumplimentarán en el modelo y
     en el soporte aprobados por Orden del Consejero competente en materia
     de Hacienda.
     3. Cuando se produzcan modificaciones de los datos declarados
     inicialmente, el sujeto pasivo, en el plazo máximo de un mes, estará
     obligado a presentar ante los órganos de la Administración tributaria
     una declaración complementaria en la que se consigne expresamente el
     resultado de dichas alteraciones.
     4. En el supuesto de cese de la actividad contaminante, el sujeto
     pasivo estará obligado a presentar la correspondiente declaración de
     cese, sin perjuicio de las facultades de comprobación de los órganos
     de la Administración de la Comunidad Autónoma.
     Artículo 44.-Autoliquidación por los sujetos pasivos.
     1. Los sujetos pasivos deberán presentar una autoliquidación del
     impuesto correspondiente por cada explotación, instalación o
     establecimiento, ante el órgano competente de la Administración
     Tributaria, determinando la deuda tributaria e ingresando su importe
     en el lugar, forma y plazos que se establezcan reglamentariamente.
     La autoliquidación se cumplimentará en el modelo y en el soporte
     aprobados por Orden del Consejero competente en materia de Hacienda.
     2. Serán deducibles de la cuota líquida resultante de la
     autoliquidación practicada los pagos fraccionados satisfechos con
     anterioridad durante el período impositivo, en la forma y condiciones
     establecidas en el artículo 46 de este Texto Refundido.
     Cuando la suma de los pagos fraccionados efectuados supere el importe
     de la cuota líquida resultante del impuesto, la Administración
     tributaria procederá a devolver, de oficio, el exceso resultante.
     3. Si durante un período impositivo se produjera una nueva alta
     sujeta a alguno de los Impuestos Medioambientales, o alguna
     modificación de las instalaciones o superficies que afectara a la
     base imponible del impuesto, éstas se computarán, a efectos de la
     autoliquidación, a partir del primer día del trimestre natural
     siguiente al de la correspondiente autorización administrativa que
     resulte preceptiva en el sector de la actividad correspondiente y que
     permita su puesta en servicio o funcionamiento, o al del día del
     inicio efectivo de la actividad si éste fuera anterior.
     Artículo 45.-Liquidación provisional de oficio por la Administración.
     1. Los órganos de gestión tributaria podrán girar la liquidación
     provisional que proceda de acuerdo con los datos, documentos y
     justificantes declarados o requeridos al efecto.
     2. Asimismo, podrán dictar liquidaciones provisionales de oficio
     cuando los elementos de prueba que obren en su poder pongan de
     manifiesto la realización del hecho imponible, la existencia de
     elementos del mismo que no hayan sido declarados o la concurrencia de
     elementos determinantes de la cuantía de la deuda tributaria
     distintos a los declarados.
     3. Se aplicarán a las deudas resultantes de liquidaciones practicadas
     por la Administración, los plazos de pago en período voluntario
     regulados en la legislación general tributaria.
     Artículo 46.-Pagos fraccionados a cuenta.
     1. Los sujetos pasivos deberán realizar los pagos fraccionados por
     cada explotación, instalación o establecimiento, a cuenta de la
     autoliquidación del período impositivo correspondiente en el lugar,
     forma y plazos que se determinen reglamentariamente.
     Los pagos fraccionados se cumplimentarán en el modelo y en el soporte
     aprobados por Orden del Consejero competente en materia de Hacienda.
     2. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, en los impuestos
     sobre instalaciones de transporte por cable y sobre establecimientos
     comerciales con grandes áreas de venta, los pagos fraccionados se
     efectuarán los primeros veinte días naturales de los meses de abril,
     julio y octubre del período impositivo correspondiente.
     El importe de cada pago fraccionado será del 25 por 100 de la cuota
     devengada que corresponda ingresar por la totalidad de los citados
     impuestos, considerando la situación de las instalaciones el primer
     día de cada período impositivo.
     3. En el impuesto sobre emisiones contaminantes a la atmósfera el
     importe máximo de los pagos fraccionados no podrá superar el 75 por
     100 de la cuota devengada.
     4. Si la correspondiente actividad contaminante objeto de gravamen se
     inicia durante el primer semestre del período impositivo, sólo se
     efectuarán el segundo y tercer pagos fraccionados. Si la actividad se
     inicia en el segundo semestre, no deberán realizarse pagos
     fraccionados, debiendo presentar los sujetos pasivos la
     autoliquidación resultante de la aplicación del impuesto a la
     totalidad del período impositivo.
     No obstante, en relación con el Impuesto sobre el daño medioambiental
     causado por la emisión de contaminantes a la atmósfera, cuando una
     instalación inicie su actividad durante un período impositivo, los
     sujetos pasivos no realizarán pagos fraccionados y procederán, en su
     caso, a la práctica de la correspondiente autoliquidación.
     5. Los pagos fraccionados tendrán la consideración, a todos los
     efectos, de deuda tributaria.
     Disposición transitoria única.-Exención por apoyo a acontecimientos
     de excepcional interés público en los Impuestos Medioambientales.
     Están exentas de los Impuestos Medioambientales todas las actividades
     e instalaciones afectas exclusivamente a la organización y desarrollo
     de la «Exposición Internacional Zaragoza 2008» que pudieran
     comprenderse en el ámbito de aplicación de los mismos.
     Disposición final primera.-Cláusula de supletoriedad.
     En lo no previsto por el presente Texto Refundido y por los
     Reglamentos que lo desarrollen, será de aplicación supletoria la
     legislación general tributaria y sus disposiciones complementarias.
     Disposición final segunda.-Remisión a la ley de presupuestos.
     Las leyes de presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón podrán
     modificar los elementos cuantificadores de los Impuestos
     Medioambientales. En particular, podrán modificar las unidades de
     medida, los tipos y los coeficientes establecidos para la
     determinación de la cuota tributaria y actualizar, en su caso, las
     escalas de gravamen.
     Disposición final tercera.-Adaptación de los Registros e inventarios
     sectoriales.
     Los Registros administrativos e inventarios sectoriales en materia de
     Medio Ambiente, Transportes e Industria, Comercio y Turismo,
     adaptarán su organización y régimen de funcionamiento, mediante Orden
     del Departamento competente, para garantizar el cumplimiento de los
     deberes de auxilio y colaboración con los órganos de gestión de la
     Administración tributaria de la Comunidad Autónoma, así como el de
     coordinación con el Censo de Contribuyentes de los Impuestos
     Medioambientales que se establecen en el presente Texto Refundido.
     Disposición final cuarta.-Facultades de desarrollo.
     1. El Gobierno de Aragón dictará las disposiciones necesarias para el
     desarrollo y ejecución del presente Texto Refundido.
     En particular, el Gobierno de Aragón podrá regular las circunstancias
     relativas al cumplimiento de las obligaciones tributarias formales
     derivadas de la aplicación de los Impuestos Medioambientales y, en
     concreto, podrá establecer un procedimiento para la presentación de
     declaraciones y autoliquidaciones, así como para el pago, por medios
     telemáticos, que sea de obligatoria utilización para los sujetos
     pasivos.
     2. Sin perjuicio de las facultades reglamentarias atribuidas al
     Gobierno de Aragón, se faculta al titular del Departamento competente
     en materia de Hacienda para que apruebe los modelos oficiales de
     declaración censal, pagos fraccionados y autoliquidación que se
     establecen en el presente Texto Refundido y dicte las disposiciones
     complementarias que sean necesarias para la gestión y efectiva
     aplicación de los Impuestos Medioambientales.