Rango: -Ley+
Fecha de disposición: 20051004
Fecha de Publicacion: 20/10/2005
Número de boletín: 124
Organo emisor: PRESIDENCIA
Titulo: LEY 7/2005, de 4 de octubre, de horarios comerciales y apertura en festivos.

Texto
     LEY 7/2005, de 4 de octubre, de horarios comerciales y apertura en
     festivos.
     En nombre del Rey y como Presidente de la Comunidad Autónoma de
     Aragón, promulgo la presente Ley, aprobada por las Cortes de Aragón,
     y ordeno se publique en el «Boletín Oficial de Aragón» y en el
     «Boletín Oficial del Estado», todo ello de conformidad con lo
     dispuesto en el artículo 20.1 del Estatuto de Autonomía.
     PREAMBULO
     El Estatuto de Autonomía, como norma institucional básica de Aragón,
     en su artículo 35.1.19.ª reconoce a esta Comunidad Autónoma la
     competencia exclusiva sobre comercio interior y defensa del
     consumidor y usuario, sin perjuicio de la política general de
     precios, de la libre circulación de bienes en el territorio del
     Estado y de la legislación sobre defensa de la competencia.
     El artículo 6 de la Ley 9/1989, de 5 de octubre, de Ordenación de la
     Actividad Comercial en Aragón, establece que las empresas fijarán
     libremente los días y el número de horas de actividad de los
     establecimientos comerciales de la Comunidad Autónoma. La aplicación
     de este principio de libertad, también estipulado por la legislación
     estatal en el artículo 2 de la Ley Orgánica 2/1996, de 15 de enero,
     complementaria de la Ordenación del Comercio Minorista, tenía un
     régimen transitorio de aplicación.  Primero fue hasta el 1 de enero
     de 2001, estipulando para determinados establecimientos un mínimo de
     ocho días festivos de apertura y setenta y dos horas semanales,
     límites que podían ampliar las distintas Comunidades Autónomas.
     Posteriormente, el artículo 43 del Real Decreto-Ley 6/2000, de 23 de
     junio, de Medidas Urgentes de Intensificación de la Competencia en
     Mercados de Bienes y Servicios, desplazó el régimen transitorio hasta
     el 1 de enero de 2005, incrementando gradualmente el número de
     festivos autorizados hasta doce días festivos y noventa horas
     semanales. Esta última medida fue objeto del recurso de
     inconstitucionalidad número 5081/2000, interpuesto por el Gobierno de
     Aragón, al considerar que vulneraba el orden de competencias
     constitucional y estatutariamente establecido, y retirado tras la
     aprobación de la Ley 1/2004, de 21 de diciembre, de Horarios
     Comerciales.
     La citada Ley de Horarios Comerciales establece el horario global en
     días laborables en setenta y dos horas semanales, y en doce el número
     de domingos y festivos de apertura al año, permitiendo que las
     Comunidades Autónomas puedan variar al alza, en ambos casos, o
     reducir hasta ocho el número de domingos y festivos de apertura
     autorizados. En la Comunidad Autónoma de Aragón se parte de los
     límites establecidos en la norma estatal como opción más adecuada a
     los cambiantes hábitos de los consumidores, que cada día reclaman
     horarios más amplios fuera de los laborales para poder efectuar sus
     compras. No obstante, la actual estructura comercial aragonesa está
     compuesta en gran mayoría por pequeñas empresas comerciales de
     carácter familiar y autónomos que, en muchos casos, presentan
     dificultad de recursos para cubrir extras de apertura.
     No puede olvidarse que el comercio urbano de proximidad cumple una
     importante función social vertebrando nuestros municipios y
     constituyendo uno de los principales exponentes de nuestro estilo de
     vida y de nuestro modelo de ciudad mediterránea, así como también una
     función económica no menos importante en la creación de empleo
     autónomo y en la redistribución de la renta. Por ello, los poderes
     públicos han de adoptar las medidas de ordenación precisas para
     garantizar el equilibrio entre las diversas formas de comercio y
     evitar así un proceso de abandono de los centros urbanos y de
     alteración comercial.
     En la tramitación se ha oído a las Cámaras de Comercio e Industria de
     Aragón, así como a las Confederaciones de Empresarios, las
     Federaciones y Asociaciones de Empresarios de Comercio, Asociaciones
     de Consumidores y Organizaciones Sindicales más representativas de
     los distintos intereses legítimos del sector.
     La presente Ley, en desarrollo de lo dispuesto en la Ley 1/2004, de
     21 de diciembre, de Horarios Comerciales, fija en ocho el número de
     domingos y festivos en los que los comercios podrán permanecer
     abiertos al público, facultando al Departamento competente en materia
     de comercio para incrementarlos según evolucione el sector comercial,
     oídos los distintos intereses legítimos del mismo.
     En cuanto al régimen sancionador, se mantiene el previsto en la
     normativa vigente.
     Por otra parte, la Ley prevé que los Ayuntamientos puedan acordar,
     por razones de orden público, y de manera singularizada, el cierre de
     establecimientos que vendan bebidas alcohólicas.
     Se modifica el artículo 1 del Decreto 103/1996, de 11 de junio, del
     Gobierno de Aragón, por el que se establece la regulación de la venta
     en rebajas, permitiendo a determinados tipos de comercios fijar las
     fechas de inicio y fin de las mismas, manteniendo el resto de
     requisitos establecidos en la citada norma.
     Artículo 1.-Horario global.
     1. El horario global en que los establecimientos comerciales podrán
     desarrollar su actividad durante el conjunto de días laborables de la
     semana será de setenta y dos horas, sin perjuicio de lo dispuesto
     para los establecimientos con régimen especial de horarios.
     2. El horario global podrá ser ampliado por el Departamento
     competente en materia de comercio de forma motivada. La medida de
     ampliación podrá tomarse con carácter general para todo el comercio,
     o para sectores concretos, o para determinados establecimientos que
     reúnan circunstancias particulares por razón de su tamaño o situación
     geográfica, o cualquier otro factor que redunde en beneficio de la
     actividad comercial.
     Para la ampliación del horario global, que se iniciará de oficio o a
     instancia de parte interesada, serán oídos el Consejo Aragonés de
     Cámaras Oficiales de Comercio e Industria y cada una de ellas
     individualmente, las Organizaciones Empresariales y las de
     Comerciantes, de Consumidores y Sindicatos más representativos de la
     Comunidad Autónoma, así como las que representen a las grandes
     empresas de distribución.
     3. Dentro del límite máximo del horario global, cada comerciante
     establecerá libremente el horario de apertura y cierre, sin perjuicio
     de los derechos de los trabajadores, y respetando los derechos de los
     vecinos en cuanto a orden público y descanso nocturno.
     4. El horario de apertura y cierre de cada establecimiento comercial
     deberá exponerse de forma que sea visible desde el exterior, incluso
     cuando el establecimiento se encuentre cerrado, para público
     conocimiento e información.
     Artículo 2.-Domingos y festivos.
     1. El número de domingos y días festivos en que los comercios podrán
     permanecer abiertos al público será de ocho, sin perjuicio de lo
     dispuesto para los establecimientos con régimen especial de horarios.
     2. Las fechas correspondientes a los domingos y festivos de apertura
     autorizada serán determinadas anualmente por Orden del Departamento
     competente en materia de comercio, atendiendo de forma prioritaria al
     atractivo comercial de dichos días para los consumidores. En dicha
     Orden, que será publicada en el «Boletín Oficial de Aragón», el
     Departamento competente en materia de comercio podrá aumentar,
     excepcionalmente y de forma motivada, el número de días de apertura
     en domingos y festivos previsto en el apartado anterior.
     El procedimiento se iniciará de oficio o a instancia de parte
     interesada. Para la determinación de las fechas y los días señalados
     en el párrafo anterior serán oídos el Consejo Aragonés de Cámaras
     Oficiales de Comercio e Industria, las Organizaciones Empresariales y
     las de Comerciantes, de Consumidores y Sindicatos más representativos
     de la Comunidad Autónoma, así como las que representen a las grandes
     empresas de distribución.
     3. El horario de apertura en domingos y festivos será libremente
     fijado por el comerciante. El Departamento competente en materia de
     comercio podrá determinar el número de horas de apertura teniendo en
     cuenta el límite mínimo de doce horas legalmente establecido.
     4. Los Ayuntamientos podrán sustituir, del total de las fechas
     establecidas, un número de las mismas que anualmente establecerá el
     Departamento competente en materia de comercio, comunicándolo y
     publicándolo con la suficiente antelación.
     Artículo 3.-Establecimientos con régimen especial de horarios.
     1. Las limitaciones a las que se refiere la presente Ley no serán de
     aplicación en los siguientes casos:
     a) Los establecimientos dedicados principalmente a la venta de
     pastelería y repostería, pan, platos preparados, prensa, combustibles
     y carburantes, floristerías y plantas, así como los instalados en
     puntos fronterizos, en estaciones y medios de transporte.
     b) Los establecimientos ubicados en zonas de gran afluencia turística
     y en municipios turísticos de carácter comercial. La determinación de
     las zonas de gran afluencia turística y de los municipios turísticos
     de carácter comercial, así como de los periodos a los que se
     circunscribe la aplicación de la libertad de apertura en ambos,
     corresponde al Ayuntamiento o Entidad Local correspondiente, según lo
     dispuesto en el Plan General para el Equipamiento Comercial de
     Aragón.
     c) Los establecimientos de venta de reducida dimensión distintos de
     los anteriores que dispongan de una superficie útil de exposición y
     venta al público inferior a 300 metros cuadrados, excluidos los
     pertenecientes a empresas o grupos de distribución que no tengan la
     consideración de pequeña y mediana empresa según la normativa vigente
     o que operen bajo el mismo nombre comercial de dichos grupos o
     empresas.
     d) Las tiendas de conveniencia, entendiéndose por tales aquellas que,
     con una superficie útil de exposición y venta al público no superior
     a 500 metros cuadrados, permanezcan abiertas al público al menos
     dieciocho horas al día y distribuyan su oferta, en forma similar,
     entre libros, periódicos y revistas, artículos de alimentación,
     discos, música, vídeos, juguetes, regalos y artículos varios. La
     oferta alimentaria será menor del 30% de las referencias y del 25% de
     la superficie de exposición y venta del establecimiento.
     2. Por razones de política comercial, el Departamento competente en
     materia de comercio, oídos el Consejo Aragonés de Cámaras Oficiales
     de Comercio e Industria de Aragón, las Organizaciones Empresariales y
     las de Comerciantes, de Consumidores y Sindicatos más representativos
     de la Comunidad Autónoma, así como las que representen a las grandes
     empresas de distribución, podrá incrementar o reducir la superficie
     útil para la exposición y venta al público de los establecimientos de
     alimentación y consumo cotidiano comprendidos en el punto c) del
     apartado anterior que pueden tener libertad de horarios, no pudiendo
     ser la superficie útil de exposición y venta al público de los
     mencionados establecimientos inferior a 150 metros cuadrados.
     Artículo 4.-Régimen sancionador.
     El incumplimiento de lo dispuesto en la presente norma se sancionará
     según lo dispuesto en la legislación aplicable.
     DISPOSICION ADICIONAL
     Unica.-Competencias municipales.
     Por razones de orden público y seguridad ciudadana, los Ayuntamientos
     podrán adoptar las medidas y procedimientos correspondientes para
     acordar el cierre, de manera singularizada y motivada, de
     establecimientos comerciales que vendan bebidas alcohólicas.
     DISPOSICION TRANSITORIA
     Unica.-Calendario para 2005.
     1. Durante el cuarto trimestre de 2005 se autoriza la apertura de los
     siguientes domingos y festivos: 1 de noviembre, 4, 11 y 18 de
     diciembre, sin perjuicio de lo dispuesto para los establecimientos
     con régimen especial de horarios.
     2. Los Ayuntamientos, para todo el comercio ubicado en su término
     municipal, podrán sustituir hasta dos de las fechas establecidas para
     2005 cumpliendo los siguientes requisitos:
     a) Comunicar a la Dirección General de Comercio y Artesanía las
     festividades cuya sustitución se propone en el plazo de un mes desde
     la entrada en vigor de la presente Ley.
     b) El Ayuntamiento correspondiente deberá hacer pública, en su caso,
     la sustitución de los días festivos.
     DISPOSICION DEROGATORIA
     Unica.-Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior
     rango se opongan a lo dispuesto en la presente Ley.
     DISPOSICIONES FINALES
     Primera.-Venta en periodos de rebajas.
     1. Las ventas en rebajas realizadas por los comerciantes sólo podrán
     llevarse a cabo en dos temporadas anuales, una al principio del año y
     otra en el periodo estival. Por Orden del Departamento competente en
     materia de comercio se determinarán las fechas de inicio y fin de las
     rebajas.
     2. Los establecimientos que dispongan de una superficie útil de
     exposición y venta al público inferior a 300 metros cuadrados,
     excluidos los pertenecientes a empresas o grupos de distribución que
     no tengan la consideración de pequeña y mediana empresa según la
     normativa vigente o que operen bajo el mismo nombre comercial de
     dichos grupos o empresas, tendrán libertad para determinar las fechas
     de inicio y fin de las rebajas respetando ambas temporadas de
     principio de año y de periodo estival.
     Segunda.-Regulación del régimen sancionador.
     En el plazo de tres meses desde la entrada en vigor de la presente
     Ley se establecerá un régimen sancionador en materia de horarios
     comerciales y apertura en domingos y festivos.
     Tercera.-Desarrollo reglamentario.
     Se habilita al Gobierno de Aragón para dictar las disposiciones
     reglamentarias necesarias en desarrollo y aplicación de la presente
     Ley.
     Cuarta.-Entrada en vigor.
     La presente Ley entrará en vigor el día siguiente al de su
     publicación en el «Boletín Oficial de Aragón».
     Así lo dispongo a los efectos del artículo 9.1 de la Constitución y
     los correspondientes del Estatuto de Autonomía de Aragón.
     Zaragoza, 4 de octubre de 2005.
     El Presidente del Gobierno de Aragón, MARCELINO IGLESIAS RICOU