Rango: DECRETO DEL GOBIERNO DE ARAGÓN
Fecha de disposición: 20210929
Fecha de Publicacion: 11/10/2021
Número de boletín: 210
Organo emisor: DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE
Titulo: DECRETO 156/2021, de 29 de septiembre, del Gobierno de Aragón por el que se -declara+ la Nevería y la Bodega de Alcañiz (Teruel), como Bien de -Interés Cultural,+ en la categoría de Conjunto de -Interés Cultural,+ Lugar de -Interés+ Etnográfico.

Texto
     El Patrimonio Cultural de Aragón está integrado, tal y como lo regula
     la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés
     ("Boletín Oficial de Aragón", número 36, de 29 de marzo de 1999), por
     todos los bienes materiales e inmateriales relacionados con la
     historia y la cultura de Aragón que presenten interés antropológico,
     antrópico, histórico, artístico, arquitectónico, mobiliario,
     arqueológico, paleontológico, etnológico, científico, lingüístico,
     documental cinematográfico, bibliográfico o técnico, hayan sido o no
     descubiertos y tanto si se encuentran en la superficie como en el
     subsuelo o debajo de las aguas.
     La Ley prevé, en su artículo 11, tres categorías de protección para
     los bienes integrantes del Patrimonio Cultural aragonés, y los
     clasifica en Bienes de Interés Cultural, Bienes Catalogados y Bienes
     Inventariados. De éstos, los Bienes de Interés Cultural son
     definidos, por el artículo 12 de la Ley, como los bienes más
     relevantes, materiales o inmateriales, del Patrimonio Cultural de
     Aragón. Este mismo precepto prevé diferentes tipos de categoría de
     protección para los Bienes de Interés Cultural en función de la
     naturaleza de los mismos. En el caso de los bienes inmuebles, se
     establecen en el apartado segundo del referido artículo, la categoría
     de Monumento y la de Conjunto de Interés Cultural.
     En cuanto a la categoría de Conjunto de Interés Cultural, ésta
     comprende, a su vez, varias subcategorías de protección en función de
     las características del bien de que se trate. Entre ellas la de Lugar
     de Interés Etnográfico, definido en el apartado f) del artículo 12.2
     como aquel paraje natural, conjunto de construcciones o instalaciones
     vinculadas a formas de vida, cultura y actividades tradicionales del
     pueblo aragonés, aunque no posean particulares valores estéticos ni
     históricos propios. Requisitos que la nevería y bodega de Alcañiz
     (Teruel), cumplen, tal y como se detalla en el anexo I a este
     Decreto.
     Asimismo, el artículo 16 de la Ley del Patrimonio Cultural Aragonés
     prevé que la declaración de Conjunto de Interés Cultural pueda
     afectar al entorno del bien que se quiere proteger, y que éste podrá
     delimitarse en la misma declaración en atención a la incidencia que
     cualquier alteración de dicho entorno pueda tener en los valores
     propios del Conjunto o de su contemplación. En este caso se ha
     determinado, dada la naturaleza de estos bienes situados en el
     subsuelo, establecer una delimitación y entorno del bien
     coincidentes.
     Por otro lado, el artículo 18 de la Ley del Patrimonio Cultural
     Aragonés prevé que la declaración de un Bien de Interés Cultural
     requiere la previa tramitación de expediente administrativo, que se
     incoará por Resolución del Director General responsable de patrimonio
     cultural. En cumplimiento de lo establecido en este artículo,
     mediante Resolución de 26 de marzo de 2021, publicada en el "Boletín
     Oficial de Aragón", número 36, de 26 de abril de 2021, se inició el
     procedimiento para la de la Nevería y Bodega de Alcañiz (Teruel),
     como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto de Interés
     Cultural, Lugar de Interés Etnográfico y se abrió un periodo de
     información pública por el plazo de un mes, no presentándose, en este
     trámite, alegaciones.
     De acuerdo con lo previsto en el artículo 18.4 de la Ley 3/1999, de
     10 de marzo, se solicitó informe a la Comisión Provincial del
     Patrimonio Cultural de Teruel, la cual, en sesión plenaria celebrada
     el día 28 de abril de 2021, acordó informar favorablemente la
     declaración de referencia.
     Así mismo, se solicitó informe preceptivo al Consejo Provincial de
     Urbanismo de Teruel, el cual, mediante acuerdo de fecha de 4 de mayo
     de 2021, informó favorablemente la declaración, recordando asimismo
     al Ayuntamiento de Alcañiz "que una vez declarado el Bien de Interés
     Cultural deberá actualizar el Catálogo del Plan General de Ordenación
     Urbana mediante una modificación aislada del mismo".
     De igual modo, se solicitó informe al Ayuntamiento de Alcañiz, el
     cual no ha sido emitido, por lo que, de acuerdo con lo establecido en
     el artículo 80.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del
     Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas,
     se continúan las actuaciones.
     Finalmente, se abrió trámite de audiencia a los interesados por el
     plazo de diez días hábiles sin que se presentaran alegaciones.
     El expediente se ha tramitado conforme a lo previsto en la regulación
     vigente contenida en la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio
     Cultural Aragonés, en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del
     Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas,
     y en el texto refundido de la Ley de la Administración de la
     Comunidad Autónoma de Aragón, aprobado por el Decreto Legislativo
     2/2001, de 3 de julio, del Gobierno de Aragón.
     Por todo ello, conforme a lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley
     3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés, a propuesta
     del Consejero de Educación, Cultura y Deporte, y previa deliberación,
     el Gobierno de Aragón, en su reunión del día 29 de septiembre de 2021
     DISPONGO
     Primero.- Objeto.
     Declarar Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto de
     Interés Cultural, Lugar de Interés Etnográfico, la Nevería y la
     Bodega de Alcañiz (Teruel).
     La descripción del conjunto, así como la delimitación del mismo y de
     su entorno de protección, se recogen en los anexos I y II de este
     Decreto.
     Segundo.- Régimen jurídico.
     El régimen jurídico aplicable a los Conjuntos de Interés Cultural es
     el previsto en la Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural
     Aragonés, y, especialmente, el contenido en la Sección Segunda, del
     Capítulo I, del Título II, en los Títulos VI y VII, así como cuantos
     preceptos sean de aplicación general para los Bienes de Interés
     Cultural.
     Tercero.- Plan Especial de Protección.
     De acuerdo con lo dispuesto en los artículos 41 y siguientes de la
     Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés, la
     declaración de un Conjunto de Interés Cultural determinará la
     obligación para el Ayuntamiento afectado de redactar y aprobar uno o
     varios Planes Especiales de Protección del área afectada por la
     declaración u otro instrumento de planeamiento urbanístico que
     cumpla, en todo caso, las exigencias establecidas en la citada Ley.
     En todo caso, el Ayuntamiento de Alcañiz deberá cumplir con las
     prescripciones señaladas por el Consejo Provincial de Urbanismo de
     Teruel en su informe y que constan en este Decreto.
     Desde la aprobación definitiva del Plan Especial de Protección del
     Conjunto o instrumento similar, el Ayuntamiento interesado será
     competente para autorizar directamente las obras que desarrollen el
     planeamiento aprobado y que afecten únicamente a inmuebles no
     declarados Bienes de Interés Cultural (Monumentos), ni comprendidos
     en su entorno, debiendo dar cuenta al Departamento responsable de
     Patrimonio Cultural de las autorizaciones o licencias concedidas en
     el plazo máximo de diez días desde su otorgamiento.
     Cuarto.- Publicidad.
     El presente Decreto será publicado en el "Boletín Oficial de Aragón"
     y se notificará a los interesados y al Ayuntamiento de Alcañiz
     (Teruel).
     Asimismo, esta publicación sustituirá a la notificación personal de
     acuerdo con lo previsto en el artículo 44 de la Ley 39/2015, de 1 de
     octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las
     Administraciones Públicas.
     Frente a este Decreto, que agota la vía administrativa, cabe
     interponer, recurso potestativo de reposición ante el mismo órgano
     que dictó el acto, en el plazo de un mes de conformidad con lo
     dispuesto en los artículos 123 y 124 de la Ley 39/2015, de 1 de
     octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las
     Administraciones Públicas, o bien recurso contencioso-administrativo
     en el plazo de dos meses, de conformidad con los artículos 25 y 46.1
     de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción
     Contencioso-administrativa.
     Zaragoza, 29 de septiembre de 2021.
     El Presidente del Gobierno de Aragón, JAVIER LAMBÁN MONTAÑÉS
     El Consejero de Educación, Cultura y Deporte, FELIPE FACI LÁZARO
     I
     DESCRIPCIÓN DE LA NEVERÍA Y BODEGA DE ALCAÑIZ (TERUEL)
     La nevería y la bodega son construcciones subterráneas singulares,
     excavadas en la roca en el centro de la ciudad de Alcañiz y sus
     valores son de índole histórica y etnográfica.
     La bodega se sitúa bajo la logia de la Lonja y su finalidad original
     debió ser almacén en el subsuelo de la propia Lonja. Se construyó en
     dos fases: la primera, entre los siglos XIII-XIV, anterior a la
     construcción de la Lonja y la 2.ª ya del siglo XV, coincidente con la
     construcción de la Lonja. La nevería se adecuó como almacén de hielo
     urbano en el siglo XVII perviviendo esta funcionalidad hasta el siglo
     XIX, de ahí su nombre, vigente hasta que la fabricación industrial
     del hielo la sustituyó.
     Se maneja la hipótesis de que este espacio subterráneo, que ocupan la
     nevería y la bodega, pudo haber sido antes del siglo XV un aljibe
     para el abastecimiento de agua a la ciudad de Alcañiz. La
     conservación de un pilar de piedra en medio hace pensar que
     sustentaba un gran espacio.
     Desde la nevería y la bodega parten y llegan una serie de
     "pasadizos", túneles y algunas cloacas, que recorren por el subsuelo
     el casco urbano de Alcañiz, trazando una retícula compleja bajo las
     calles y los edificios de la ciudad y conectando diferentes enclaves
     de la población.  Estos túneles son objeto de leyendas urbanas en el
     imaginario colectivo.  Las características propias de estos pasadizos
     o túneles, su diversa cronología y diferente funcionalidad, así como
     su gran extensión subterránea, nos determina a desestimar su
     protección junto a la bodega y la nevería, a excepción de los breves
     intersticios de comunicación entre ambas.
     La propia complejidad espacial de la estructura de este espacio
     subterráneo, nos determina también a circunscribir la delimitación
     del bien haciéndolo coincidente con su entorno.
     Documentalmente, la nevería se encuentra citada al menos desde el
     siglo XVII:
     En la segunda mitad del siglo XVII, se menciona la existencia de dos
     tiendas o venta de nieve: "la una de la Plaza abajo y la otra de la
     Plaza arriba", hasta el Portal de San Antón, no se puede saber si
     alguna de ellas era la de la Lonja o bien eran patios para almacenar
     nieve (A. Bayod y J.A. Benavente, 1999)
     Como en un contrato de arrendamiento del abasto de nieve, realizado
     en el año 1726 por los regidores del ayuntamiento de la ciudad de
     Alcañiz. En este documento se asigna el espacio al arrendatario como
     único puesto de venta de nieve o hielo, durante los meses más
     calurosos del verano "El Almazén que dicha ciudad tiene debajo la
     Lonja".
     Pascual Madoz hacia 1845, al describir las dependencias del
     Ayuntamiento menciona "un espacio que sirve de nevería"
     Descripción de la nevería:
     Se encuentra ubicada en el lateral oeste de la Plaza de España. Es un
     amplio espacio subterráneo de unos 80 metros cuadrados = 20 metros de
     longitud por 4 metros de anchura y de planta irregular ligeramente
     rectangular. Formalmente, es una sala con bóveda de cañón, totalmente
     excavada en el bloque de roca arenisca, al que se accede mediante
     escaleras talladas en la roca; el nivel del suelo de la nevería se
     encuentra a 1,70 m bajo el nivel del suelo de la bodega. La nevería
     presenta una pequeña abertura al exterior practicada en la roca,
     ubicada justo encima de un pequeño pozo de planta cuadrada, de 1
     metro de lado por 1,6 metros de profundidad. La nevería a lo largo de
     su perímetro y zona central dispone de una serie de canalillos de
     desagüe y varias cubetas en el suelo rocoso, para drenar el hielo y
     aislarlo del agua que se iba derritiendo.
     La Nevería es un almacén de hielo urbano que recogía la nieve y el
     hielo que era transportado en carretas desde las 3 neveras o pozos de
     hielo de las inmediaciones de la ciudad de Alcañiz, que eran: San
     Juan, El Despeñador de Gasias y La Estanca. La nevería constituía
     también el punto de venta de hielo para la población de Alcañiz, era
     de titularidad y propiedad comunal, regulada por la normativa
     municipal.
     El sistema de almacenamiento de nieve y hielo en la Nevería, era
     similar al de las otras neveras y pozos de hielo, introduciéndolo
     desde el exterior por una abertura practicada a nivel de suelo
     urbano, apisonándolo en capas sucesivas intercaladas con paja, para
     comprimirlo y mantener el frío. La extracción de los bloques de hielo
     se realizaría durante los periodos de primavera, verano, para
     continuar con las labores de cargado de nuevo en invierno.
     Descripción de la bodega:
     Una escalera lleva a la bodega, que posee unas dimensiones de unos 40
     metros cuadrados = 8 x 5 metros y está realizada en sillería de buena
     factura. Su función sería la de almacenar los alimentos que se
     venderían en la lonja/loggia del piso superior ya en la Plaza España.
     El hielo era absolutamente necesario en la vida tradicional, tanto
     para fines terapéuticos, como gastronómicos. Su consumo fue en
     aumento desde el siglo XVII, a lo que contribuyeron varios factores:
     Los avances médicos (el hielo era absolutamente necesario en los
     hospitales como remedio terapéutico para paliar congestiones
     cerebrales, procesos febriles, cierto tipo de epidemias y procesos
     traumáticos como torceduras, esguinces, hemorragias, etc.).
     La invención de la imprenta que facilitó en gran medida la
     publicación de ensayos médicos sobre los beneficios del hielo en la
     salud humana. Como el "Tractado de la nieve y del uso della" en el
     siglo XVI del médico F. Franco.
     El incremento de la población y la necesidad de conservar los
     alimentos más tiempo y en buen estado.
     La diversificación del gusto culinario, principalmente entre las
     clases acomodadas y aristocráticas, se extendió la moda de los
     helados, granizados y bebidas frías.
     La nevería forma parte también del entramado de almacenaje,
     fabricación y distribución del hielo entre las poblaciones del Bajo
     Aragón, constituyendo en la actualidad un importante enclave de la
     Ruta turística y etnológica de las Bóvedas del frío en el Bajo
     Aragón.
     Las neveras, neveras, nevería, pocicos, pozos de hielo o chelo
     constituyen una tipología de la arquitectura tradicional, vinculada
     al agua, en su estado sólido, de ahí su denominación de "arquitectura
     del hielo". La nevería, aún con sus singularidades, formaría parte de
     ese entramado de producción y comercio del hielo de las más de 300
     neveras distribuidas por todo Aragón, cuyo intervalo cronológico se
     inicia en el siglo XVI y se termina en el siglo XIX con la
     fabricación industrial del hielo.