Rango: DECRETO
Fecha de disposición: 20010918
Fecha de Publicacion: 08/10/2001
Número de boletín: 119
Organo emisor: DEPARTAMENTO DE CULTURA Y TURISMO
Titulo: -DECRETO 212/2001+ de 18 de septiembre, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, la Iglesia de San Simón y San Judas en Alcalá de la Selva (Teruel).

Texto
     DECRETO 212/2001 de 18 de septiembre, del Gobierno de Aragón, por el
     que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de
     Monumento, la Iglesia de San Simón y San Judas en Alcalá de la Selva
     (Teruel).
     El artículo 12 de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio
     Cultural Aragonés establece que los bienes más relevantes del
     Patrimonio Cultural de Aragón serán declarados Bienes de Interés
     Cultural y serán inscritos en el Registro Aragonés de Bienes de
     Interés Cultural.
     En el apartado segundo del citado artículo 12, entre las diferentes
     categorías de bienes inmuebles, se encuentra la de Monumento,
     entendiendo por tal "la construcción u obra producto de la actividad
     humana, de relevante interés histórico, arquitectónico, arqueológico,
     artístico, etnográfico, científico o técnico, con inclusión de los
     muebles, instalaciones y accesorios que expresamente se señalen como
     parte integrante del mismo".
     Asimismo, la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural
     Aragonés, señala, en su artículo 15, que la declaración de un Bien de
     Interés Cultural comprenderá, sin necesidad de identificación
     específica, cuantos elementos puedan considerarse consustanciales con
     las construcciones y formen parte de las mismas o de su exorno, o lo
     hayan formado. Igualmente establece que dicha declaración afectará al
     entorno del bien, cuya exacta delimitación deberá contenerse en la
     misma declaración.
     Por Resolución de 1 de julio de 1982 de Bellas Artes, Archivos y
     Bibliotecas del Ministerio de Cultura, publicada en el Boletín
     Oficial del Estado el 20 de octubre, se inició expediente para la
     declaración de la Iglesia de San Simón y San Judas en Alcalá de la
     Selva (Teruel) como Monumento Histórico-Artístico. La Ley 16/1985, de
     25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, modificó la
     denominación de esta categoría por la de Bienes de Interés Cultural a
     través de su Disposición Adicional Primera.
     La Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés, en el
     apartado primero de su Disposición Transitoria Segunda, establece que
     la tramitación y los efectos de los expedientes de declaración de
     Monumentos, Jardines, Conjuntos, Sitios Históricos y Zonas
     Arqueológicas, incoados con anterioridad a su entrada en vigor,
     quedarán sometidos a lo dispuesto en ella, en la categoría que
     corresponda.
     El expediente se ha continuado conforme a lo previsto en la Ley
     3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés, la Ley
     30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las
     Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común,
     modificada por la Ley 4/1999, de 13 de enero, y el Decreto
     Legislativo 2/2001, de 3 de julio, del Gobierno de Aragón, por el que
     se aprueba el Texto Refundido de la Ley de la Administración de la
     Comunidad Autónoma de Aragón, notificándose las actuaciones a los
     interesados y acordándose la apertura de un periodo de información
     pública en el que no se han realizado alegaciones.
     El informe preceptivo de la Comisión Provincial de Patrimonio
     Cultural competente fue favorable a la declaración como Bien de
     Interés Cultural de la denominada Iglesia de San Simón y San Judas de
     Alcalá de la Selva, en la provincia de Teruel.
     El trámite de audiencia a los interesados se ha efectuado en tiempo y
     forma, no habiéndose formulado durante el mismo ninguna
     manifestación.
     En su virtud, conforme a lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley
     3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés, a propuesta
     del Consejero del Departamento de Cultura y Turismo, y previa
     deliberación, el Gobierno de Aragón, en su reunión del día 18 de
     septiembre de 2001,
     DISPONGO:
     Primero.--Objeto.
     Es objeto del presente Decreto declarar Bien de Interés Cultural, en
     la categoría de Monumento, la denominada Iglesia de San Simón y San
     Judas de Alcalá de la Selva, en la provincia de Teruel.
     La descripción y delimitación concreta del Bien y de su entorno se
     recogen en los Anexos I y II de este Decreto.
     Segundo.--Régimen Jurídico.
     El régimen jurídico aplicable a los Bienes de Interés Cultural es el
     previsto en la Sección Primera, del Capítulo I, del Título Segundo,
     de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés,
     los Títulos VI y VII de la misma, así como cuantos preceptos sean de
     aplicación general a los Bienes de Interés Cultural.
     Tercero.--Publicidad.
     El presente Decreto será publicado en el "Boletín Oficial de Aragón"
     y se notificará a los propietarios del Bien y al Ayuntamiento de
     Alcalá de la Selva (Teruel).
     Asimismo, esta publicación sustituirá a la notificación personal de
     acuerdo con lo previsto en el artículo 59.5 de la Ley 30/1992, de 26
     de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y
     del Procedimiento Administrativo Común.
     Zaragoza, 18 de septiembre de 2001.
     El Presidente del Gobierno de Aragón, MARCELINO IGLESIAS RICOU
     El Consejero de Cultura y Turismo, JAVIER CALLIZO SONEIRO
     ANEXO I DESCRIPCION Y DELIMITACION DEL BIEN
     Esta iglesia, construida en mampostería con sillar bien escuadrado en
     el basamento, las esquinas y los elementos principales, fue levantada
     en el s. XVI siguiendo el modelo de iglesia gótico-renacentista,
     donde predomina la concepción espacial amplia y unitaria.
     La planta consta de un ábside poligonal parcialmente oculto al
     exterior por la Sacristía y la Capilla del Sagrario, y una elevada
     nave central de cinco tramos con estrechas naves laterales abiertas
     entre los contrafuertes. El cubrimiento se realiza por medio de
     bóvedas de crucería estrellada separadas por arcos fajones de medio
     punto que apean en pilastras estriadas coronadas por sencillos
     capiteles.
     El último tramo, que originalmente albergaba un coro alto, en la
     actualidad se ha cerrado y dedicado a salón parroquial.
     El ingreso se realizaba a través de un monumental pórtico abierto en
     triple arco, aunque en la actualidad se ha perdido el arco lateral
     izquierdo; el gran arco central, abierto en arco de medio punto,
     cobija la magnífica portada, de dos cuerpos y decorada con motivos
     clásicos.
     En un ángulo del nuevo salón parroquial se alza la torre, también
     construida en piedra sillar, con tres pisos diferenciados en altura;
     es de planta cuadrada el primero y octogonales los dos últimos. 
     Cuenta además con un chapitel de remate.
     En general los volúmenes compactos de la iglesia se ven enmascarados
     por la construcción de varios edificios anejos, entre ellos el del
     Ayuntamiento.
     ANEXO II PLANOS