Rango: DECRETO DEL GOBIERNO DE ARAGÓN
Fecha de disposición: 20211215
Fecha de Publicacion: 27/12/2021
Número de boletín: 261
Organo emisor: DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE
Titulo: DECRETO 178/2021, de 15 de diciembre, del Gobierno de Aragón, por el que se -declara+ la tumba de María Domínguez Remón del Cementerio de Fuendejalón (Zaragoza), como Bien de -Interés Cultural,+ en la categoría de Conjunto de -Interés Cultural,+ Lugar de memoria democrática de Aragón.

Texto
     El Patrimonio Cultural de Aragón está integrado, tal y como lo regula
     la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés, por
     todos los bienes materiales e inmateriales relacionados con la
     historia y la cultura de Aragón que presenten interés antropológico,
     antrópico, histórico, artístico, arquitectónico, mobiliario,
     arqueológico, paleontológico, etnológico, científico, lingüístico,
     documental cinematográfico, bibliográfico o técnico, hayan sido o no
     descubiertos y tanto si se encuentran en la superficie como en el
     subsuelo o debajo de las aguas.
     La Ley prevé, en su artículo 11, tres categorías de protección para
     los bienes integrantes del Patrimonio Cultural aragonés, y los
     clasifica en Bienes de Interés Cultural, Bienes Catalogados y Bienes
     Inventariados. De éstos, los Bienes de Interés Cultural son
     definidos, por el artículo 12 de la Ley, como los bienes más
     relevantes, materiales o inmateriales, del Patrimonio Cultural de
     Aragón. Este mismo precepto prevé diferentes tipos de categoría de
     protección para los Bienes de Interés Cultural en función de la
     naturaleza de los mismos. En el caso de los bienes inmuebles, se
     establecen en el apartado segundo del referido artículo las
     categorías de Monumento y Conjunto de Interés Cultural.
     De éstas, la categoría de Conjunto de Interés Cultural comprende, a
     su vez, varias subcategorías de protección, en función de las
     características del bien de que se trate. Entre ellas la de Lugar de
     memoria democrática de Aragón, definida en el apartado g) del
     artículo 12.2 B de la ley como el espacio, construcción o elemento
     inmueble cuyo significado histórico sea relevante para la explicación
     del pasado de Aragón en términos de participación, defensa y lucha a
     favor de la democracia frente a la intolerancia y la dictadura en el
     marco histórico de la Segunda República española, la guerra civil y
     la dictadura franquista. Estos espacios podrán incluir ateneos,
     escuelas, centros sociales y culturales vinculados con la
     sociabilidad y la cultura republicanas, así como, en relación con la
     guerra y la dictadura franquista, obras de fortificación, vestigios
     de combates, fosas, lugares de detención e internamiento, obras
     realizadas con trabajos forzados, espacios de acción guerrillera
     antifranquista, así como cualquier otro tipo de espacio significativo
     o conmemorativo, tales como maternidades en las que se cometieron los
     actos contra la dignidad de los bebés robados.  Este nuevo apartado
     g) del artículo 12.2 B) de la Ley del Patrimonio Cultural Aragonés,
     es introducido por la disposición final segunda de la Ley 14/2018, de
     8 de noviembre, de memoria democrática de Aragón, como consecuencia
     de lo establecido en su artículo 20.1, según el cual, "...los Lugares
     de memoria democrática se integran en el patrimonio cultural aragonés
     con la categoría que les corresponda en función de la normativa sobre
     patrimonio cultural de Aragón. Aquellos que por su relevancia y
     singularidad merezcan un nivel de protección superior serán
     declarados como Bienes de Interés Cultural, siendo una figura
     específica dentro de la categoría de Conjuntos de Interés Cultural".
     Estas características las cumple la tumba de María Domínguez Remón
     como lugar de especial relevancia simbólica e histórica en el marco
     de la Guerra de España (1936-1939) y lugar donde reposan los restos
     de la primera mujer alcaldesa de España elegida durante el periodo
     democrático de la Segunda República. Siendo un símbolo de la
     represión al haber sido asesinada por sus ideas republicanas y de
     libertad.
     La declaración de la tumba de María Domínguez Remón del Cementerio de
     Fuendejalón (Zaragoza), en la categoría de Conjunto de Interés
     Cultural, figura de Lugar de la memoria democrática de Aragón, cuya
     descripción se recoge en el anexo I de este Decreto, pretende
     garantizar su valoración, preservación y protección como símbolo de
     homenaje y reconocimiento a la figura de María Domínguez Remón.
     Asimismo, el artículo 16 de la Ley del Patrimonio Cultural Aragonés
     prevé que la declaración de conjunto de interés cultural pueda
     afectar al entorno del bien que se quiere proteger, y que éste podrá
     delimitarse en la misma declaración en atención a la incidencia que
     cualquier alteración de dicho entorno pueda tener en los valores
     propios del conjunto o de su contemplación. En el caso se ha
     establecido una delimitación del lugar de memoria democrática
     coincidente con el entorno de protección y que se recoge en el anexo
     II del Decreto.
     El expediente de declaración de la tumba de María Domínguez Remón del
     Cementerio de Fuendejalón (Zaragoza) como Lugar de memoria
     democrática, se ha tramitado conforme a lo previsto en la Ley 3/1999,
     de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés; la Ley 39/2015, de
     1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las
     Administraciones Públicas, y el Decreto Legislativo 2/2001, de 3 de
     julio, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el texto
     refundido de la Ley de la Administración de la Comunidad Autónoma de
     Aragón. De acuerdo con el artículo 18 de la Ley del Patrimonio
     Cultural Aragonés, se incoó el procedimiento de oficio por la
     Dirección General de Patrimonio Cultural, mediante la Resolución de 2
     de julio de 2021, de la Directora General de Patrimonio Cultural, por
     la que se inició el procedimiento y se abrió un periodo de
     información pública por el plazo de un mes para la declaración de la
     tumba de María Domínguez Remón del Cementerio de Fuendejalón
     (Zaragoza), como Bien de Interés Cultural, en la categoría de
     Conjunto de Interés Cultural, lugar de memoria democrática de Aragón
     ("Boletín Oficial de Aragón", número 153, de 21 de julio de 2021),
     que fue notificada a los interesados.
     Además, y según se prevé en el apartado cuarto del artículo 18 de la
     Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés, se
     solicitó informe a la Comisión Provincial del Patrimonio Cultural de
     Zaragoza, al Consejo Provincial de Urbanismo de Zaragoza y al
     Ayuntamiento de Fuendejalón. La Comisión Provincial del Patrimonio
     Cultural de Zaragoza informó favorablemente la declaración en su
     sesión de 10 de septiembre de 2021 y el Consejo Provincial de
     Urbanismo de Zaragoza informó favorablemente la declaración en su
     sesión de 24 de septiembre de 2021.
     Instruido el procedimiento, se dio trámite de audiencia a los
     interesados, durante el cual no se presentaron alegaciones.
     Por todo ello, conforme a lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley
     3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés, a propuesta
     del Consejero de Educación, Cultura y Deporte, y previa deliberación
     del Gobierno de Aragón, en su reunión del día 15 de diciembre de 2021
     DISPONGO
     Primero.- Objeto.
     Es objeto del presente Decreto declarar Bien de Interés Cultural, en
     la categoría de Conjunto de Interés Cultural, Lugar de memoria
     democrática de Aragón, la tumba de María Domínguez Remón del
     Cementerio de Fuendejalón (Zaragoza).
     La descripción de la tumba de María Domínguez Remón del Cementerio de
     Fuendejalón (Zaragoza), así como la delimitación del bien se recogen
     en los anexos I y II de este Decreto.
     Segundo.- Régimen Jurídico.
     El régimen jurídico aplicable a los conjuntos de interés cultural es
     el previsto en la Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural
     Aragonés, y especialmente, el contenido en la Sección Segunda, del
     Capítulo I, del Título Segundo, los Títulos Sexto y Séptimo y en
     cuantos preceptos sean de aplicación general para los Bienes de
     Interés Cultural.
     Tercero.- Efectos de la declaración.
     De acuerdo con lo dispuesto en los artículos 41 y siguientes de la
     Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés, la
     declaración de un Conjunto de Interés Cultural determina la
     obligación para el ayuntamiento afectado de redactar y aprobar uno o
     varios Planes Especiales de protección del área afectada por la
     declaración u otro instrumento de planeamiento urbanístico que
     cumpla, en todo caso, las exigencias establecidas en la citada ley.
     Hasta que no se produzca la aprobación definitiva de dicho Plan, toda
     modificación de usos o actividades en la zona, precisará autorización
     del Director General responsable de patrimonio cultural previo
     informe de la Comisión Provincial del Patrimonio Cultural competente.
     Desde la aprobación definitiva del Plan Especial de Protección del
     Conjunto o instrumento similar, el ayuntamiento interesado será
     competente para autorizar directamente las obras que desarrollen,
     debiendo dar cuenta al Departamento responsable de Patrimonio
     Cultural de las autorizaciones o licencias concedidas en el plazo
     máximo de diez días desde su otorgamiento.
     Cuarto.- Publicidad.
     El presente Decreto surtirá efectos desde el día siguiente a su
     publicación en el "Boletín Oficial de Aragón" y se notificará a los
     interesados y al Ayuntamiento de Fuendejalón (Zaragoza).
     Frente a este Decreto, que agota la vía administrativa, cabe
     interponer, recurso potestativo de reposición ante el mismo órgano
     que dictó el acto, en el plazo de un mes de conformidad con lo
     dispuesto en los artículos 123 y 124 de la Ley 39/2015, de 1 de
     octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las
     Administraciones Públicas, o bien recurso contencioso-administrativo
     en el plazo de dos meses, de conformidad con los artículos 25 y 46.1
     de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción
     Contencioso-administrativa.
     Zaragoza, 15 de diciembre de 2021.
     El Presidente del Gobierno de Aragón
     JAVIER LAMBÁN MONTAÑÉS
     El Consejero de Educación, Cultura y Deporte
     FELIPE FACI LÁZARO
     I
     DESCRIPCIÓN DEL BIEN DE INTERÉS CULTURAL, LUGAR DE MEMORIA
     DEMOCRÁTICA DE LA TUMBA DE MARÍA DOMÍNGUEZ REMÓN DEL CEMENTERIO DE
     FUENDEJALÓN (ZARAGOZA)
     La reciente exhumación y, posterior identificación genética de los
     restos María Domínguez Remón en el Cementerio de Fuendejalón,
     confirmarían la identidad de dichos restos como pertenecientes a
     quien fue la primera alcaldesa elegida en el período democrático
     correspondiente a la II República y asesinada en el Cementerio de
     Fuendejalón el 7 de septiembre de 1936 por los partidarios de la
     sublevación facciosa iniciada el 18 de julio de 1936 tras el cual se
     desencadenó la cruenta Guerra de España de 1936-1939.
     María Domínguez Remón fue una víctima de la represión fascista, una
     más de los miles que sufrieron una trágica muerte como consecuencia
     de su fidelidad a los ideales democráticos republicanos y por su
     defensa de la justicia social, todas las cuales merecen la misma
     dignidad, reconocimiento y memoria. No obstante, en el caso de María
     Domínguez, su figura tiene un significado especial dado que
     representa un ejemplo de una mujer que superó la pobreza, el
     analfabetismo, la violencia doméstica que sufrió durante 7 años en su
     primer matrimonio y que, pese a todo ello, con un constante esfuerzo
     y tenacidad personal, superó todas estas adversidades para, con su
     esfuerzo autodidacta, convertirse en maestra, periodista, activista
     republicana, defensora de los ideales de emancipación femenina, del
     laicismo y del socialismo, llegando a ser la primera mujer alcaldesa
     elegida durante un período democrático como lo fue la Segunda
     República, razón por la cual ocupó la alcaldía de la localidad de
     Gallur durante el período comprendido entre el 28 de julio de 1932 y
     el 6 de febrero de 1933. Todo un ejemplo de mujer libre y progresista
     totalmente contrario al concepto de mujer sumisa y dominada que
     propugnaban los partidarios de la sublevación fascista, por lo cual
     no dudaron en asesinarla en los primeros meses de la Guerra de
     España.
     Resulta importante desatacar el hecho de que, por primera vez, una
     mujer llegada, durante un período democrático, a la alcaldía de un
     municipio en España. En este sentido, hay que indicar que, cuando se
     alude a que la primera alcaldesa de España fue Matilde Pérez Mollá,
     designada para presidir la corporación municipal de la localidad de
     Cuatretondera (Alicante) durante los años 1924-1930, habría que
     matizar que ello tuvo lugar durante el período de la Dictadura del
     General Miguel Primo de Rivera (1923-1930), durante el cual se
     suspendió la Constitución de 1876 hasta entonces vigente y que, para
     ocupar el cargo fue designada por el entonces gobernador civil de
     Alicante, el general Cristino Bermúdez de Castro, por todo lo cual se
     trataba de un período de dictadura y, de este modo, se confirma que
     María Domínguez, ciertamente, fue, como decíamos anteriormente, la
     primera alcaldesa en período democrático en la historia de España.
     María Domínguez Remón, había nacido en Pozuelo de Aragón el 1 de
     abril de 1882 en el seno de una familia humilde de campesinos y
     apenas pudo ir unos pocos años a la escuela, por lo que su formación
     fue autodidacta.
     Tuvo una amplia trayectoria personal y pública, especialmente,
     durante los años de la Segunda República. Destacando como periodista,
     poetisa, política republicana socialista y feminista. Publicó
     artículos de prensa en diversos diarios tales como Ideal de Aragón y
     Vida Nueva, soliendo firmar, de forma irónica, como "María la tonta",
     colaboró en actos de propaganda republicana, dio conferencias
     pidiendo igualdad y derecho al voto para la mujer e incluso publicó
     el libro Opiniones de mujeres (1934).
     Tras contraer matrimonio con Arturo Romanos Borobia, su segundo
     esposo, se estableció en Gallur y su pensamiento fue evolucionando
     hacia el socialismo, convirtiéndose en una activa militante, al igual
     que su esposo, participando en la constitución de la sección local de
     la UGT y publicando diversos artículos en el semanario Vida Nueva, el
     órgano del PSOE y de la UGT zaragozana.
     Cuando estalló el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 contra la
     legalidad constitucional republicana, María Domínguez, significada
     políticamente como estaba, se negó a unirse a los vecinos de Gallur
     que pretendían huir a Francia huyendo de la represión fascista
     desatada y, en cambio, buscó refugio en su pueblo natal, en Pozuelo
     de Aragón, en casa de su hermana Jacoba. No obstante, pese a ello,
     fue detenida y posteriormente trasladada al cercano pueblo de
     Fuendejalón en donde fue asesinada extrajudicialmente el 7 de
     septiembre de 1936. La misma trágica suerte sufrió su esposo, Arturo
     Romanos Borobia, militante socialista, el cual sería asesinado
     igualmente en el Cementerio de Tabuenca unos días después que María,
     posiblemente, el 13 de septiembre de 1936.
     La localización de la fosa donde fue asesinada María Domínguez ha
     sido relativamente fácil, dado que todos los datos y testimonios
     sobre este trágico eran coincidentes. De este modo, se transmitió de
     forma oral durante años un lugar concreto del Cementerio de
     Fuendejalón: cerca de la esquina del antiguo recinto civil del
     Cementerio, el cual, como señalan las investigadoras Julia Cifuentes
     y Pilar Maluenda, se hallaba "al pie de un ciprés", lun lugar, donde
     añaden, "durante mucho tiempo no faltó alguien que depositara flores
     en su nombre". En el referido lugar, hubo una vieja lápida que
     recordaba a María Domínguez, lápida que, en el verano de 2004, fue
     sustituida por una nueva sufragada por la Agrupación Socialista de
     Fuendejalón.
     La excavación, promovida por la Asociación de Familiares de Amigos de
     Asesinados y Enterrados en Magallón (AFAAEM) y financiada por el
     Gobierno de Aragón, culminó el pasado día 31 de enero de 2021 cuando
     se hallaron unos restos óseos en dicha zona, supuestamente
     pertenecientes a María Domínguez, y que las pruebas genéticas
     realizadas por el Laboratorio Citogen, han confirmado. Junto a dichos
     restos esqueléticos, con el cráneo fracturado por un tiro de gracia,
     aparecieron diversos objetos (una peineta, cuatro horquillas y dos
     botones) que, sin duda, corroboraban la condición femenina de la
     víctima.
     Por otra parte, en el Registro Civil de Fuendejalón, consta inscrita
     la defunción de María Domínguez el día 8 de septiembre, indicándose
     igualmente en el mismo que era natural de Pozuelo de Aragón, que
     tenía 55 años y que estaba domiciliada en Gallur. En cuanto a las
     circunstancias de su asesinato se señala que falleció el día
     anterior, el 7 de septiembre "a las diez y siete horas" a
     consecuencia de "heridas de arma", y se indica que "su cadáver habrá
     de recibir sepultura en el Cementerio de este pueblo".
     Con la posterior identificación genética de los restos óseos y su
     identificación como correspondientes a María Domínguez Remón, se
     recupera una parte de la historia y la memoria colectiva de Aragón,
     la de una persona de indudable relevancia por todos los valores antes
     indicados y, por ello, se cumple plenamente la justicia reparadora
     que es la razón de ser la memoria democrática para una mujer a la
     cual Carmen Calvo, vicepresidente del Gobierno de España, como "una
     gran luchadora por el socialismo y el feminismo". Por los motivos
     expuestos queda plenamente justificada la declaración de la tumba de
     María Domínguez Remón del Cementerio de Fuendejalón como Bien de
     Interés Cultural, lugar de memoria democrática.