Rango: DECRETO
Fecha de disposición: 20201111
Fecha de Publicacion: 19/11/2020
Número de boletín: 230
Organo emisor: DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE
Titulo: DECRETO 107/2020, de 11 de noviembre, del Gobierno de Aragón, por el que se -declara+ el Legado de la Violería Aragonesa, Bien de -Interés Cultural+ Inmaterial

Texto
     El patrimonio cultural de Aragón está integrado, tal y como se regula
     en la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés,
     por todos los bienes materiales e inmateriales relacionados con la
     historia y la cultura de Aragón que presenten interés antropológico,
     antrópico, histórico, artístico, arquitectónico, mobiliario,
     arqueológico, paleontológico, etnológico, científico, lingüístico,
     documental, cinematográfico, bibliográfico o técnico, hayan sido o no
     descubiertos y tanto si se encuentran en la superficie como en el
     subsuelo o debajo de las aguas.
     Estos bienes pueden ser protegidos, en función de su relevancia
     cultural, como Bienes de Interés Cultural, Bienes Catalogados o
     Bienes Inventariados. De éstos, los Bienes de Interés Cultural son
     definidos, según se regula en el artículo 12 de la Ley, como los
     bienes más relevantes del Patrimonio Cultural aragonés. Este mismo
     precepto prevé además diferentes categorías de protección para los
     Bienes de Interés Cultural en función de la naturaleza de los mismos,
     siendo una de ellas la de Bien Inmaterial.
     En materia de protección del patrimonio inmaterial destaca la
     aprobación por el Estado de la Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la
     Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial que establece que
     tienen la consideración de bienes del patrimonio cultural inmaterial
     los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas que
     las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos,
     reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural y en
     particular las tradiciones y expresiones orales, las artes
     espectáculo, los usos sociales, rituales y actos festivos, los
     conocimientos y uso relacionados con la naturaleza y el universo, las
     formas de socialización colectiva y organizaciones y las
     manifestaciones sonoras, música y danza tradicional. Por su parte, la
     UNESCO, precisa que el patrimonio cultural inmaterial o "patrimonio
     vivo" se refiere a "los usos, representaciones, expresiones,
     conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos,
     artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las
     comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan
     como parte integrante de su patrimonio cultural", tal y como lo ha
     definido en la Convención de la UNESCO de 2003 para la Salvaguardia
     del Patrimonio Cultural Inmaterial. Este patrimonio cultural
     inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado
     constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno,
     su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un
     sentimiento de identidad y continuidad: favorece la creatividad y el
     bienestar social, contribuye a la gestión del entorno natural y
     social y genera ingresos económicos.
     Todos los valores que debe reunir un bien inmaterial para ser
     declarado Bien de Interés Cultural, se aúnan en el Legado de la
     Violería Aragonesa por sus valores históricos, artísticos, musicales,
     organológicos e inmateriales. Estos valores culturales se recogen en
     el anexo único de este Decreto.
     Respecto al procedimiento de declaración, el artículo 18 de la Ley
     del Patrimonio Cultural Aragonés exige la previa tramitación de un
     expediente administrativo para la declaración de un bien de interés
     cultural. Dicho expediente ha de incoarse mediante Resolución del
     Director General responsable de Patrimonio Cultural.
     El procedimiento se inició mediante la Resolución de 17 de diciembre
     de 2019, de la Dirección General de Patrimonio Cultural, por la que
     se inicia el procedimiento y se abre un periodo de información
     pública para la declaración del Legado de la Violería Aragonesa como
     Bien de Interés Cultural Inmaterial. Esta Resolución fue publicada en
     el "Boletín Oficial de Aragón" de 9 de enero de 2020.
     El expediente administrativo se ha continuado conforme a lo previsto
     a la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés, la
     Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común
     de las Administraciones Públicas y el Texto Refundido de la Ley de la
     Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, aprobada por
     Decreto Legislativo 2/2001, de 3 de julio, del Gobierno de Aragón.
     Tras la iniciación del procedimiento y la apertura de un período de
     información pública, se dio audiencia a los interesados por un plazo
     de diez días para realizar alegaciones y dando publicidad a este
     trámite por Resolución de 24 de junio de 2020 de la Dirección General
     de Patrimonio Cultural por la que se abre el trámite de audiencia.
     Esta Resolución fue publicada en el "Boletín Oficial de Aragón" de 15
     de julio de 2020.  Dentro de este plazo se presentaron alegaciones
     por parte de la Escuela de Violería que fueron estimadas. Asimismo,
     de acuerdo con lo previsto en el artículo 18.6 de la Ley 3/1999, de
     10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés se solicitó informe a
     las Comisiones Provinciales del Patrimonio Cultural de Zaragoza,
     Huesca y Teruel que han informado favorablemente la declaración del
     Legado de la Violería Aragonesa como Bien de Interés Cultural
     inmaterial.
     Por todo ello, conforme a lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley
     3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés, a propuesta
     del Consejero del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, y
     previa deliberación, el Gobierno de Aragón, en su reunión del día 11
     de noviembre de 2020
     DISPONGO:
     Primero.- Objeto.
     Es objeto del presente Decreto declarar el Legado de la Violería
     Aragonesa como Bien de Interés Cultural Inmaterial.
     La descripción de los valores culturales del Legado de la Violería
     Aragonesa se recogen en el anexo único de este Decreto.
     Segundo.- Régimen Jurídico.
     El régimen jurídico aplicable al Legado de la Violería Aragonesa como
     Bien de Interés Cultural Inmaterial es el previsto en la Sección 1.ª
     del Capítulo I del Título Segundo de la Ley 3/1999, de 10 de marzo,
     del Patrimonio Cultural Aragonés, en los Títulos Sexto y Séptimo de
     la misma ley, y en cuantos preceptos sean de aplicación general a los
     Bienes de Interés Cultural.
     Tercero.- Publicidad
     El presente Decreto será publicado en el "Boletín Oficial de Aragón".
     Esta publicación sustituirá a la notificación personal de acuerdo con
     lo previsto en el artículo 45 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del
     Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.
     Frente a este Decreto, que agota la vía administrativa, cabe
     interponer, recurso potestativo de reposición ante el mismo órgano
     que dictó el acto, en el plazo de un mes de conformidad con lo
     dispuesto en los artículos 123 y 124 de la Ley 39/2015, de 1 de
     octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las
     Administraciones Públicas, o bien recurso contencioso-administrativo
     en el plazo de dos meses, de conformidad con los artículos 25 y 46.1
     de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción
     Contencioso-administrativa.
     Zaragoza, 11 de noviembre de 2020.
     El Presidente del Gobierno de Aragón, JAVIER LAMBÁN MONTAÑÉS
     El Consejero de Educación, Cultura y Deporte, FELIPE FACI LÁZARO
     único
     Descripción de los valores culturales del legado de la Violería
     Aragonesa como Bien de Interés Cultural Inmaterial
     La violería, o arte de construir instrumentos musicales, fue un
     fenómeno urbano común a varias ciudades: Zaragoza, Toledo, Sevilla,
     Granada, Madrid, Barcelona, Valladolid, Valencia, Lisboa, México,
     etc. Zaragoza destacó entre ellas en un período concreto situado
     entre mediados del siglo XV y principios del siglo XVI. Esta
     manifestación reviste valores patrimoniales diversos de gran interés
     histórico, cultural, artístico y sociológico.
     Las fuentes documentales acreditan la presencia de numerosos
     talleres, y la iconografía del ámbito aragonés es abundante en
     representaciones minuciosas de diversas tipologías durante este
     período. Sus producciones atendían la demanda local y se incluían en
     los circuitos mercantiles de proyección internacional. Las mismas
     fuentes escritas y la iconografía testimonian aportaciones claves de
     la violería aragonesa para la posterior evolución de diversas
     familias instrumentales.
     Las tempranas representaciones de instrumentos ovales con
     estrechamientos laterales en el ámbito aragonés despertaron el
     interés de los investigadores. Son imágenes valiosas como documento
     que acredita el desarrollo de una solución innovadora en la familia
     de la vihuela de arco, pronto adoptada por "la viola de gamba" y
     compartida, en ocasiones, con algunas vihuelas de mano. En
     reconocimiento al papel de los violeros aragoneses en este proceso,
     algunos investigadores prefieren denominarla como "cintura
     aragonesa". Este avance también fue un precedente en la definición
     del cuerpo de violines, violas, violonchelos y contrabajos, marcando
     la personalidad de millones de instrumentos en siglos posteriores
     hasta la actualidad. Así mismo, los violeros aragoneses contribuyeron
     al surgimiento de las familias de la vihuela de arco vertical,
     precedente indiscutible de la posterior "viola da gamba" italiana.
     Zaragoza es la ciudad europea con mayor número de violeros
     documentados en las últimas décadas del siglo XV y principios del
     siglo XVI. Muchos de ellos mudéjares, activos en los talleres
     agrupados en la aljama de la ciudad, en un tiempo presidida por su
     alcalde Mahoma Mofferriz, afamado constructor de claviórganos. La
     presencia mudéjar fue clave para la transmisión del legado andalusí
     hacia Europa. Los trabajos de taraceado y marquetería son claro
     ejemplo de esta pervivencia. La lacería instrumental se
     interrelacionó con la arquitectónica y escultórica. Las influencias
     mutuas entre las artes son evidentes y los instrumentos vehicularon
     esquemas y diseños de lacería mudéjar que permanecieron como
     invariables en la luthería europea hasta bien entrado el siglo XVIII.
     Más allá del discernimiento preciso del papel exacto ejercido por los
     violeros aragoneses en los procesos, desarrollos e innovaciones
     descritos, cuestiones que siguen suscitando el interés de los
     investigadores, nadie puede negar la relevancia de su legado, la
     genuicidad de sus aportaciones y la importancia de su papel
     transmisor.  En consecuencia, podemos concluir que el ámbito aragonés
     contribuyó decisivamente a enriquecer el contexto organológico
     renacentista europeo.
     En la línea que preconiza y valora UNESCO sobre la transmisión del
     bien inmaterial a las generaciones venideras, la Escuela de Violería
     de Zaragoza es una iniciativa que persigue la recuperación del
     patrimonio organológico aragonés del período de referencia y la
     formación de nuevas generaciones de violeros. Investiga también las
     técnicas, procedimientos, postulados, materiales y herramientas como
     parte de este mismo legado que merece ser preservado. Une a estas
     funciones, aspiraciones de responsabilidad social integrando en el
     proyecto de la Escuela a colectivos en riesgo de exclusión social.