SECCION BOA V. Anuncios
Rango: Resolución
Fecha de disposición: 20020923
Fecha de Publicacion: 07/10/2002
Número de boletín: 119
Subsección: Otros anuncios
Organo emisor: DEPARTAMENTO DE CULTURA Y TURISMO
Titulo: RESOLUCION de 23 de septiembre de 2002 de la Dirección General de Patrimonio Cultural por la que se somete a información pública el procedimiento para la identificación, delimitación física de la ruta y del entorno afectado por el Camino de Santiago en el territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Texto
     RESOLUCION de 23 de septiembre de 2002 de la Dirección General de
     Patrimonio Cultural por la que se somete a información pública el
     procedimiento para la identificación, delimitación física de la ruta
     y del entorno afectado por el Camino de Santiago en el territorio de
     la Comunidad Autónoma de Aragón.
     Por Decreto 2224/1962, de 5 de septiembre (BOE de 7 de septiembre de
     1962) fue declarado conjunto histórico-artístico el Camino de
     Santiago «Francés», «comprendiéndose en esta declaración los lugares,
     edificios y parajes conocidos y determinados actualmente y todos
     aquellos otros que en lo sucesivo se fijen y delimiten ...». En dicha
     declaración no se documentó gráficamente el recorrido del Camino.
     En 1987 el Consejo Jacobeo creó una Comisión Técnica para llevar a
     cabo el estudio y la delimitación del itinerario. Se trataba de
     establecer el recorrido histórico y las alternativas a éste ya que el
     criterio de la Comisión era el de delimitar y definir una senda
     practicable para el peregrino que, sin solución de continuidad,
     siguiese en lo posible el camino histórico pero que estableciese
     alternativas en aquellos lugares y tramos en los que las
     circunstancias geográficas y las intervenciones humanas a lo largo
     del tiempo impedían (tramos desaparecidos o difíciles) el recorrido.
     A partir de esa delimitación propiciada por la Comisión Técnica del
     Consejo Jacobeo y por Resolución de 26 de abril de 1993, de la
     Dirección General de Patrimonio Cultural y Educación de la Diputación
     General de Aragón, se incoó expediente para la identificación,
     delimitación física de la ruta y del entorno afectado por el Camino
     de Santiago en el territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón,
     resolución publicada en el BOA de 7 de mayo de 1993 y en el BOE de 3
     de junio de 1993
     La UNESCO, en la 17ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial
     celebrada en Cartagena de Indias (Colombia; 6 a 11 de diciembre de
     1993), y en aplicación de la Convención sobre la Protección del
     Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, acordó inscribir el Camino de
     Santiago en la Lista del Patrimonio de la Humanidad, reconociendo así
     su valor universal y excepcional.
     Con la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés
     ya en vigor, y como consecuencia del hallazgo y posterior estudio de
     documentación gráfica e histórica desconocida hasta ese momento, la
     Dirección General de Patrimonio Cultural modificó mediante resolución
     de 25 de junio de 2001 la delimitación provisional del Camino. 
     Sometida a información pública esta nueva delimitación, varios
     Ayuntamientos y Asociaciones formularon una serie de alegaciones.
     El carácter abierto del expediente, al estar únicamente incoado, los
     criterios seguidos en la incoación por la Comisión Técnica del
     Consejo Jacobeo, especialmente el que la delimitación trate de
     conseguir, ante todo, una senda practicable para el peregrino, la
     reflexión sobre las alegaciones presentadas, y la aparición, con
     motivo de unos estudios realizados acerca del Hospital de Santa
     Cristina de Somport, de una serie de documentos y planos del siglo
     XIX y otras indicaciones sobre carreteras y vías, impulsaron a la
     Dirección General de Patrimonio Cultural a tratar de conseguir la
     ampliación de la documentación tanto geográfica como histórica sobre
     el Camino de Santiago. Por esta razón, se procedió a firmar un
     Convenio de Colaboración con el Area de Historia Medieval de la
     Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza para la
     elaboración de un estudio histórico del tramo aragonés del Camino de
     Santiago (Camino Francés) y a encargar a un equipo científico y
     pluridisciplinar un estudio histórico arqueológico exhaustivo del
     Camino de Santiago.
     Completados estos estudios e informes y valoradas las alegaciones
     presentadas por las diferentes Instituciones, Grupos y Asociaciones
     culturales, el trazado que ahora se propone recoge el denominado
     «Ramal norte» entre Puente la Reina y Tiermas. En el «Ramal sur» se
     vuelve básicamente a la delimitación de 1993.  Se han corregido
     igualmente los errores existentes en los planos de los núcleos
     urbanos, a la vez que todos los planos del trazado se plasman en
     soportes gráficos e informáticos de mayor calidad.  Se omite la
     publicación del plano del casco urbano de Jaca, remitiéndose a la
     delimitación que se ha efectuado en el procedimiento para su
     declaración como Conjunto Histórico. Por último, se incluyen en la
     delimitación partes del trazado histórico conocido, que pese a su
     impracticabilidad actual para los peregrinos y viandantes, se
     pretenden recuperar o estudiar en el futuro.
     En definitiva, y tal y como recomendaba ya el Consejo Jacobeo en
     1987, se ha pretendido establecer una delimitación del Camino que
     sea, en última instancia, practicable para el peregrino, sin perder
     en ningún momento el carácter histórico del trazado, pero sin caer
     tampoco en la sobrevaloración de lo físico, en línea con lo
     manifestado tanto por el informe de la Universidad de Zaragoza como
     por el estudio histórico arqueológico.
     A manera de recapitulación, parece necesario, por último, repasar los
     criterios que han orientado esta modificación:
     1. Una preocupación básica en la delimitación ha sido la de
     configurar una vía de recorrido para los actuales caminantes con el
     fin de que puedan arribar a su destino definitivo. Al mismo tiempo,
     se ha procurado que el recorrido delimitado coincidiese en lo posible
     con caminos y sendas históricas (fuesen o no medievales ya que esta
     constatación no siempre es posible).
     2. El Camino de Santiago fue la base de un proceso económico y
     cultural de gran importancia para Aragón en determinados momentos de
     la Edad Media y en dicho Camino un aspecto muy destacable,
     atestiguado por los documentos de la época, era la existencia de una
     serie de hitos (poblados, fuentes, hospitales de peregrinos, etc.) 
     que lo jalonaban y que eran consecuencia (o causa) de su desarrollo.
     3. Dada su importancia, los más notables de estos hitos aparecen
     especialmente reseñados. Debido a su especial configuración y a su
     aparición en las anteriores Resoluciones, se reseñan los Núcleos
     Urbanos del Camino, que comprenden, no sólo, las localidades por las
     que discurre el Camino, sino también aquellos núcleos que, por una u
     otra razón, están ligados al mismo y deben contar por ello con la
     necesaria protección. Además se ha incluido un listado de aquellos
     otros Elementos de Interés existentes en la actualidad que, sin
     constituir núcleos de población, se consideran vinculados al Camino y
     consecuencia de su desarrollo histórico.
     4. No obstante lo anterior, se ha procurado en todo momento que la
     ruta se desarrolle por los tramos antiguos constatados (rutas
     reflejadas en los documentos gráficos históricos o contrastadas
     mediante la investigación arqueológica o rutas que se deducen tanto
     de los documentos como de la investigación arqueológica).
     5. Al amparo de esos mismos estudios citados, se ha considerado
     necesario valorar aquellas áreas en las que el camino histórico se
     encuentra desarticulado (urbanizado, roturado o anegado) y cuya
     recuperación se estima imposible de conseguir, pero que conservan,
     tanto por sus connotaciones históricas como por su valor
     arqueológico, un indudable interés. Estas Areas Históricas
     Desarticuladas del Camino, indicadas oportunamente en los planos,
     como el resto de hitos, tendrán dentro del Conjunto la consideración
     de zonas de protección arqueológica, según lo previsto en la Ley
     3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés.
     6. A resultas de que algunas de estas Areas Históricas Desarticuladas
     se encuentran dentro del entorno de protección del Camino y, por ello
     se ha obviado su delimitación cartográfica, y dada la lógica y
     previsible aparición de restos a lo largo del Camino en sus áreas de
     influencia, se estima necesario que también el área configurada por
     esas líneas de entorno goce de la misma protección plasmada en el
     apartado anterior.
     A resultas de todo lo anterior, esta Dirección General de Patrimonio
     Cultural resuelve:
     Primero:
     Modificar la delimitación provisional efectuada en el expediente para
     la identificación, delimitación física de la ruta y del entorno
     afectado por el Camino de Santiago en el territorio de la Comunidad
     Autónoma de Aragón.
     Los términos municipales y núcleos urbanos afectados, en las
     provincias de Huesca y Zaragoza, son los incluidos en el Anexo I
     El trazado del Camino de Santiago viene determinado por la
     documentación gráfica que consta en el Anexo II.
     La delimitación del entorno afectado por el Conjunto Histórico se
     define por una banda de terreno de 30 metros de anchura a partir del
     eje del Camino delimitado, excepto en los núcleos de población
     afectados.
     Los Elementos de Interés, en las provincias de Huesca y Zaragoza, son
     los incluidos en el Anexo III.
     Segundo:
     Someter a informe de las Comisiones Provinciales de Ordenación del
     Territorio y de Patrimonio Cultural la modificación propuesta.
     Tercero:
     Notificar a los Ayuntamientos afectados esta Resolución y publicarla
     en el «Boletín Oficial de Aragón», abriendo un período de información
     pública durante un plazo de un mes.
     Zaragoza, a 23 de septiembre de 2002.-El Director General de
     Patrimonio Cultural, Antonio Mostalac Carrillo.