SECCIÓN III. Otras Disposiciones y Acuerdos.

Rango: RESOLUCION

Fecha de disposición: 9/01/12

Fecha de Publicación: 1/02/12

Número de boletín: 21

Órgano emisor: DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y MEDIO AMBIENTE

Título: RESOLUCIÓN de 9 de enero de 2012, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del «Proyecto de nueva parcela para actividad auxiliar, por ampliación de las instalaciones actuales, de Chazar, S.L. en el término municipal de La Puebla de Alfindén (Zaragoza)», promovido por Chazar, S.L. (N.º Expte. INAGA /500301/01.2010/11349).

Texto:

Chazar, S.L. promueve el proyecto de nueva parcela para actividad auxiliar por ampliación de sus instalaciones en La Puebla de Alfindén (Zaragoza).

La Ley 7/2006, de 22 de junio, de protección ambiental de Aragón, establece que han de someterse a evaluación de impacto ambiental los proyectos correspondientes a actividades listadas en su Anexo II, así como las listadas en su Anexo III cuando así lo decida el órgano ambiental. Este proyecto estaría incluido dentro del grupo 8 «Proyectos de tratamiento y gestión de residuos» del anexo III por lo que se requiere una valoración previa y un análisis pormenorizado del proyecto a los efectos de determinar el inicio del procedimiento de evaluación de impacto ambiental o por el contrario no considerarlo necesario.

Con fecha 2 de noviembre de 2010 se pública en el «Boletín Oficial de Aragón» Resolución de 15 de octubre de 2010, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se resuelve someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental el proyecto de nueva parcela para actividad auxiliar por ampliación de sus instalaciones en La Puebla de Alfindén (Zaragoza), promovido por Chazar, S.L. (N.º Expte. INAGA /500301/01/2010/5126).

Mediante la Ley 23/2003, de 23 de diciembre, de creación del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental modificada por la Ley 9/2010, de 16 de diciembre, se designa a este Instituto como entidad encargada de tramitar los expedientes administrativos de evaluación de impacto ambiental y de gestión de residuos y al Director del INAGA como competente para formular las declaraciones de impacto ambiental y otorgar las autorizaciones de gestor de residuos.

Con fecha 26 de noviembre de 2010 y número 35.686 de Registro General de Entrada en el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental se remite por parte de Chazar, S.L., el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto de nueva parcela para actividad auxiliar por ampliación de las instalaciones actuales de Chazar, S.L., en La Puebla de Alfindén (Zaragoza), según lo establecido en el artículo 29.1 de la Ley 7/2006, de 22 de junio, de protección ambiental de Aragón.

La documentación presentada consiste en «Estudio de impacto ambiental del Proyecto de nueva parcela para actividad auxiliar, por ampliación de las instalaciones actuales, de Chazar, S.L. en el término municipal de La Puebla de Alfindén (Zaragoza)», redactado por el Ingeniero Técnico Industrial D. José Antonio Valero Beltrán y fechado en noviembre de 2010. Tras revisar la documentación presentada, con fecha 26 de febrero de 2011 el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental realiza al promotor un requerimiento de información, que es contestado por Chazar, S.L. el 7 de marzo de 2011, aportando el documento de síntesis del estudio de impacto ambiental fechado en febrero de 2011, y redactado por el Ingeniero Técnico Industrial D. José Antonio Valero Beltrán.

El proyecto se emplaza en el término municipal de La Puebla de Alfindén, en el paraje «Las Canteras», coordenadas UTM del Huso 30: X 687978, Y 4613315, que se corresponde con la parcela 162 y parte de la parcela 100 del polígono 1 de La Puebla de Alfindén, y presenta una superficie de 13.539 m2.

El proyecto consiste en el vallado de una parcela de 13.539 m2, anexa a la actual de Chazar, S.L. para su empleo como zona auxiliar de las instalaciones existentes. La actividad existente se desarrolla en una parcela rectangular de 30.000 m2 pavimentada en su totalidad, y que cuenta en uno de sus extremos con una nave de 3.942 m2 cubierta e impermeabilizada y con suelo de hormigón. En la instalación se realizan actividades de recogida, almacenamiento temporal y entrega a gestor autorizado de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, operaciones de recogida selectiva, agrupamiento, clasificación, triaje, compactación, separación magnética, cizallado, triturado, molienda, cribado, prensado, astillado, almacenamiento, etc. de residuos no peligrosos muy diversos, así como actividades de recogida, almacenamiento y valorización de envases de madera. Además, dentro de la misma parcela, en el otro extremo al de la nave, se dispone de un punto limpio de unos 1.262 m2 de superficie, en el que se recogen residuos peligrosos y no peligrosos de los vecinos de La Puebla de Alfindén.

La parcela de la ampliación objeto de este proyecto se ubica junto al extremo correspondiente a la nave de la parcela actual. Tiene el suelo de zahorra compactada prácticamente en su totalidad, su acceso se realizaría exclusivamente desde la parcela actual mediante puertas metálicas correderas y las únicas obras previstas de acondicionamiento son su vallado. En dicha parcela se plantean cuatro tipos de usos:

- Zona de aparcamiento de contenedores. En la actividad de gestión de residuos se emplean equipos contenedores móviles que se entregan en las instalaciones productoras para que depositen los residuos. Cuando están llenos se les realiza el cambio de contenedor. Por esto se tienen contenedores de distintos tipos de reserva para poder realizar los cambios, que son los que se almacenarán en esta zona.

- Zona de acopio de equipos de segunda mano previstos para su venta. Se trata de depósitos de poliéster o acero que se desmontan de empresas y se guardan para venderlos como equipos de ocasión.

- Zona de acopio temporal de residuos de madera. Debido a las necesidades de mantenimiento de la instalación (que supone paradas en la maquinaria de trituración), a las paradas de los consumidores de madera triturada, o a los periodos de secado de los residuos de madera que llegan a la instalación, se hace necesario un espacio para el almacenamiento de estos residuos de madera hasta su trituración.

- Zona de acopio temporal de residuos de construcción y demolición, RCD. La autorización de gestor de residuos de Chazar, S.L. incluye la acumulación, como zona de transferencia de RCD para poder clasificar y enviar después los residuos al vertedero del servicio público de dichos residuos. Es por tanto una acumulación temporal.

El Plan General de Ordenación Urbana de La Puebla de Alfindén clasifica el suelo como no urbanizable genérico por lo que la empresa ha solicitado al Ayuntamiento del citado municipio la autorización de uso en suelo no urbanizable genérico de acuerdo al artículo 30 de la Ley 3/2009, de 17 de junio, de Urbanismo de Aragón.

De acuerdo a lo previsto en el artículo 9 del Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental y en el artículo 30 de la Ley 7/2006, de 22 de junio, de protección ambiental de Aragón, el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental somete a información pública la documentación presentada, y se dicta anuncio de 11 de marzo de 2011, por el que se somete el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto a información pública durante treinta días hábiles. Con fecha 26 de abril de 2011 se comunica el periodo de información pública al Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén (Zaragoza), adjuntándole la documentación presentada por el promotor al efecto de que pueda estar a disposición del público y pueda ser consultada por quien lo desee. El anuncio se publica en el «Boletín Oficial de Aragón» n.º 85 de 3 de mayo de 2011 y en prensa el 15 de mayo de 2011. Durante el citado plazo de información pública no se reciben alegaciones al proyecto.

Transcurrido el plazo de información pública y de acuerdo a lo establecido en el artículo 30.3 de la Ley 7/2006, de 22 de junio, de protección ambiental de Aragón, con fecha 23 de junio de 2011 el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental solicita al Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén, informe sobre todos aquellos aspectos que sean de su competencia. Con fecha 28 de septiembre de 2011 se recibe informe del Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén en el que se indica entre otras cuestiones que la Confederación Hidrográfica del Ebro autorizó a la empresa para el vertido de aguas sanitarias, pero en ningún caso para el vertido de aguas pluviales.

Tras la información aportada por el Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén en su informe de fecha 28 de septiembre de 2011 el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental solicita informe a la Confederación Hidrográfica del Ebro respecto al vertido de las aguas pluviales. Con fecha 1 de junio de 2011 se recibe informe desfavorable de la Confederación Hidrográfica del Ebro respecto al vertido de aguas pluviales. Se indica en este informe que en la autorización actual está prohibido el vertido de otras aguas residuales distintas de las sanitarias; que con la ampliación prevista las aguas pluviales podrían verse potencialmente contaminadas y por tanto requieren de autorización de vertido previa a su evacuación al barranco; que las superficies de la parcela deben estar impermeabilizadas y que el efluente deberá contar con la adecuada depuración previa al vertido, no pudiéndose informar favorablemente las condiciones de vertido de aguas pluviales previstas en el estudio de impacto ambiental.

Visto el estudio de impacto ambiental presentado para el «Proyecto de nueva parcela para actividad auxiliar por ampliación de las instalaciones actuales de Chazar, S.L.», promovido por Chazar, S.L.; el expediente administrativo incoado al efecto; la Ley 7/2006, de 22 de junio, de protección ambiental de Aragón, el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental; la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados; el Decreto 49/2000, de 29 de febrero, del Gobierno de Aragón, por el que se regula la autorización y registro para la actividad de gestión para las operaciones de valorización o eliminación de residuos no peligrosos, y se crean los registros para otras actividades de gestión de residuos no peligrosos distintas de las anteriores, y para el transporte de residuos peligrosos; la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera; el Real Decreto 100/2011, de 28 de enero, por el que se actualiza el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera y se establecen las disposiciones básicas para su aplicación; la Ley 7/2010, de 18 de noviembre, de protección contra la contaminación acústica de Aragón; la ordenanza municipal de protección contra ruidos y vibraciones del Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén; la Ley 3/2009, de 17 de junio, de Urbanismo de Aragón; la Ley 23/2003, de 23 de diciembre, de creación del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, modificada por la Ley 9/2010, de 16 de diciembre; la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común; la Ley 4/1999, de modificación de la Ley 30/1992; el Decreto Legislativo 2/2001, de 3 de julio, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, y demás legislación concordante, se formula la siguiente:

A los solos efectos ambientales, la evaluación de impacto ambiental del «Proyecto de nueva parcela para actividad auxiliar por ampliación de las instalaciones actuales de Chazar, S.L.», promovido por Chazar, S.L., resulta compatible y condicionada al cumplimiento de los siguientes requisitos:

Condicionado de carácter general:

1. El ámbito de aplicación de la presente Declaración es el descrito en el Estudio de Impacto Ambiental del «Proyecto de nueva parcela para actividad auxiliar por ampliación de las instalaciones actuales de Chazar, S.L.», promovida por Chazar, S.L.

2. Deberán cumplirse todas las medidas correctoras y protectoras indicadas en el Estudio de Impacto Ambiental y se desarrollará el Programa de Vigilancia Ambiental que figura en el citado estudio, adaptándolo y ampliándolo a las determinaciones del presente condicionado y a cualquier otra que deban cumplirse en las pertinentes autorizaciones administrativas. Todas estas medidas se incluirán en el Proyecto definitivo con su correspondiente partida en el presupuesto.

3. Con al menos un mes de antelación a la fecha prevista de inicio de las obras, deberá comunicarse dicha fecha a la Dirección General de Calidad Ambiental.

4. Si transcurridos dos años desde la emisión de la declaración de impacto ambiental no se hubiera iniciado la ejecución del proyecto, el promotor, en el caso de que aún quiera llevarlo a cabo, deberá comunicarlo al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental para que en el plazo de dos meses valore la necesidad de establecer nuevas medidas correctoras o, en su caso, iniciar un nuevo procedimiento de evaluación de impacto ambiental si las circunstancias del medio hubieran variado significativamente.

Con respecto a las autorizaciones y licencias previas necesarias para la construcción y el funcionamiento de la instalación:

5. La ampliación deberá obtener con carácter previo al inicio de las obras, la autorización especial en suelo no urbanizable genérico de acuerdo al artículo 30 de la Ley 3/2009, de 17 de junio, de Urbanismo de Aragón.

6. Se deberá obtener con carácter previo al inicio de la actividad ampliada la correspondiente modificación de la licencia ambiental de actividades clasificadas según lo establecido en la Ley 7/2006, de 22 de junio, de protección ambiental de Aragón, y posterior licencia de inicio de actividad.

7. Para la gestión y tratamiento de los residuos no peligrosos, la empresa deberá tramitar en el INAGA con carácter previo a la puesta en marcha de la actividad ampliada, la modificación de la autorización de instalación de tratamiento de residuos no peligrosos mediante valorización, de acuerdo a la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, así como la autorización del operador de dicha instalación.

Con respecto a la producción de residuos:

8. Para los excedentes de excavación y los residuos de construcción y demolición generados durante las obras de acondicionamiento de la parcela deberán cumplirse las obligaciones establecidas en el artículo 9 del Decreto 262/2006, de 27 de diciembre, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Reglamento de la producción, posesión y gestión de los residuos de la construcción y la demolición, y del régimen jurídico del servicio público de eliminación y valorización de escombros que no procedan de obras menores de construcción y reparación domiciliaria en la Comunidad Autónoma de Aragón.

9 Los residuos peligrosos generados durante la fase de obras deberán ser gestionados de acuerdo con el Decreto 236/2005, de 22 de noviembre, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Reglamento de la producción, posesión y gestión de residuos peligrosos y del régimen jurídico del servicio público de eliminación de residuos peligrosos en la Comunidad Autónoma de Aragón.

Con respecto al ruido:

10 Se deberán cumplir las ordenanzas de ruidos del Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén o, en su defecto, los objetivos de calidad acústica aplicables a las zonas en campo abierto establecidos en la tabla 1 del anexo III de la Ley 7/2010, de 18 de noviembre, de protección contra la contaminación acústica de Aragón, disminuidos en 5 decibelios.

Con respecto a la protección del suelo y de las aguas:

11 Toda la superficie de la parcela deberá estar impermeabilizada adecuadamente para evitar la infiltración de aguas pluviales en el terreno.

12 Se dotará a la parcela impermeabilizada de un sistema de drenaje de las aguas pluviales que las conduzcan en su integridad a un sistema de tratamiento de las mismas mediante decantación y separación de hidrocarburos.

13 Se deberá tramitar la revisión de la autorización de vertido ante la Confederación Hidrográfica del Ebro, para la inclusión del vertido las aguas pluviales de la parcela ampliada, tratadas como se señala en el punto anterior. En tanto no se obtenga dicha revisión de la autorización de vertido se prohíbe cualquier vertido directo o indirecto a Dominio Público Hidráulico, debiéndose entregar las aguas pluviales a gestor autorizado.